CCOO presenta la memoria del trabajo realizado por los CITE durante 2017

    Comisiones Obreras de Castilla y León, a través de la Secretaria de Migraciones y Medio Ambiente, ha presentado la memoria del trabajo realizado a través de los diferentes CITE (Centros de Información para los Trabajadores y Trabajadoras extranjeras) existentes en la Comunidad durante el pasado ejercicio de 2017. El cometido que desempeñan estos centros se encuentra enmarcado en el seno del Acuerdo de Integración Sociolaboral de las Personas Inmigrantes y Emigrantes en Castilla y León (2014-2017), actividad pactada en el ámbito del diálogo social autonómico.

    14/02/2018.
    CCOO presenta la memoria del trabajo realizado por los CITE durante 2017

    CCOO presenta la memoria del trabajo realizado por los CITE durante 2017

    Los CITES permanecen abiertos de manera estable en las nueve capitales de provincia más Benavente y Ponferrada. El programa tiene una gran dimensión rural; se han realizado actividades en: Las Navas del Marqués, Aranda de Duero, Ponferrada, Saldaña, Béjar, Ciudad Rodrigo, Cantalejo, Cuéllar, Tordesillas, Ágreda, Cabrejas del Pinar, Almazán… hasta llegar a 31 municipios

    Es fundamental tener presencia en el medio rural, donde hay menos recursos y vive más de la mitad de la población extranjera (en provincias como Segovia, León o Zamora, son más del 60%).

    Áreas de actuación

    Actuamos allí donde detectamos que hay necesidad. Las personas trabajadoras de los diversos CITE de CCOO-CyL han visitado 126 centros de trabajo, donde se han contactado con más de mil trescientas personas extranjeras, con el objetivo de repartir la Guía Laboral para Personas Extranjeras , detectar posibles situaciones de discriminación y repartir una campaña de sensibilización sobre la riqueza de las diferencias de origen en las empresas.

    La elaboración del estudio “Observatorio Sindical de las Migraciones” se ha presentado en ruedas de prensa en todas las provincias con datos comparativos de la inmigración actualizados para ofrecer una radiografía de la situación en la Comunidad. Esta publicación nace con vocación de continuar cada año con un tema distinto. ‘Los informes que elaboramos desde hace tres años nos sirven para conocer mejor la realidad y redactar propuestas asentadas sobre un diagnóstico realista. Por otra parte, difundimos esta realidad invisibilizada sobre la que no se habla desde ninguna administración ni ningún otro sindicato’, remarca Cristina de la Torre Sanz, secretaria de Migraciones y Medio Ambiente de CCOO-CyL. Otra manera de visibilizar la realidad de las personas extranjeras son los Boletines quincenales CITE Migraciones con noticias sobre emigración e inmigración que se envían por correo electrónico a más de treinta mil direcciones autonómicas y estatales y la página de facebook CITE Migraciones CCOO CyL.

    Los CITE de CCOO-CyL han centrado sus actividades de información y asesoramiento en seis ámbitos preferenciales: difusión de la gestión de la diversidad en los centros de trabajo (12 formaciones con 175 participantes); difusión de los derechos laborales (32 charlas a 407 personas) habiendo destacado el trabajo realizado con mujeres del servicio en el hogar donde hay una gran demanda de información; atención personalizada a las personas inmigrantes y emigrantes (2.512 personas atendidas en sede); información del proceso de adquisición de la nacionalidad española (43 sesiones informativas a 410 extranjeros/as); difusión de los derechos a la movilidad de trabajadores fuera de España (6 actuaciones a 217 alumnos/as de centros educativos) y actividades de orientación laboral (5 sesiones a 33 personas). En total, se ha llegado a 5.500 personas.

    Realidad migratoria en Castilla y León

    El número de la población extranjera en Castilla y León se mantiene estable en los últimos años. En 2016, último año del que contamos con cifras, entraron 10.000 personas en la Comunidad, con lo que el saldo fue positivo a pesar de las salidas. Hay 121.000 personas empadronadas, aunque hay 177.000 que tienen permiso para trabajar; hay varias razones que tienen que ver con la diferencia abismal entre una y otra cifra.

    El diagnóstico laboral es preocupante: las personas extranjeras cuentan con una mayor siniestralidad laboral, segregación ocupacional en sectores precarizados independientemente de la formación, mayor desempleo, menor cobertura social y una gran brecha salarial con relación a la población autóctona. A pesar de estos datos, la mayoría de ellos permanecen en la Comunidad, y hay un gran interés por conseguir la nacionalidad española.

    Por los sectores en los que trabajan la mayor parte de la población extranjera, son el sector agroalimentario, el empleo doméstico y la hostelería. También, hay otros sectores como el sanitario donde se emplea a muchas personas en residencias de personas mayores y como personal médico extracomunitario.

    La evaluación del trabajo realizado nos constata una realidad invisibilizada. La segregación ocupacional de la que hemos hablado produce situaciones de mayor vulnerabilidad social al tener salarios bajos, una mayor incidencia del desempleo que en la población autóctona y menos derechos a prestaciones por causa de la temporalidad.

    Tenemos que seguir trabajando por la formación y recualificación de este colectivo con medidas que se lo faciliten así como en actuar en contra de los prejuicios que producen la discriminación directa e indirecta. Vemos necesario seguir trabajando en difundir medidas de gestión de la diversidad en los centros de trabajo y en potenciar la negociación colectiva para conseguirlo.

    Por otro lado, conseguir mejorar las condiciones laborales de sectores como el agrario o el empleo doméstico, repercutiría directamente en el colectivo extranjero que se dedica en gran número a estas ocupaciones.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.