CCOO basa sus propuestas sobre pensiones en los datos actualizados

    CCOO reclama, una vez más, el reconocimiento del sistema público de pensiones, que ha permitido, hasta ahora, mantener las rentas de pensionistas durante la crisis, en mayor medida que los salarios. Esta reivindicación viene contenida en el Estudio sobre Pensiones y Pensionistas que ha elaborado el Gabinete Técnico de CCOO Castilla y León en el que se repasan los grandes datos de las pensiones en nuestra Comunidad y en nuestro país.

    27/02/2018.
    Pensionista.

    Pensionista.

    En el Estudio se puede leer que para CCOO las pensiones públicas son un eje fundamental del estado del bienestar que permiten mantener un nivel de vida digna a las personas que por edad o por falta de salud no se encuentran en las condiciones necesarias para continuar desarrollando su actividad laboral. La capacidad redistribuidora de rentas que tienen las pensiones es tan importante para nuestra sociedad que su no existencia hubiera supuesto en esta crisis un auténtico drama social puesto que las pensiones de los abuelos han permitido sobrevivir al resto de las familias.

    Sin embargo, en los últimos años nos hemos encontrado con que esta crisis económica, junto a

    algunas decisiones políticas en materia de empleo, han provocado un fuerte desequilibrio en las arcas de la Seguridad Social, debido a que las menores tasas de empleo y su precarización han ocasionado una considerable bajada de ingresos. También ha influido que el gobierno ha puesto en marcha políticas de empleo, fundamentalmente tarifas planas y reducciones de cuota, que se han realizado con cargo a los fondos destinados al pago de las pensiones en lugar de hacerlo con el Presupuesto General del Estado. Igualmente CCOO acusa al Ejecutivo de un uso prematuro y frívolo del fondo de reserva ha supuesto que entre 2012 y 2017 se haya visto mermado en más de 75.000 millones de euros y que el Estado haya recurrido a préstamos del Tesoro de más de 10.000 millones de euros en 2017 y está previsto que en 2018 el préstamo sea de 15.000 millones.

    Ante esta situación, el Gobierno ha actuado unilateralmente, casi exclusivamente mediante medidas de reducción del gasto que claramente perjudican a los pensionistas, en lugar de llevar a cabo actuaciones para el aumento de los ingresos, en cuyo diseño e implementación hubiera sido necesario un importante nivel de consenso político y social, en línea con el establecido en el pacto de Toledo.

    Desde CCOO consideramos fundamental incrementar el empleo de calidad y en sectores de alto valor añadido que impliquen correspondencia de las bases de cotización entre los trabajadores activos y los pensionistas que estén percibiendo pensiones contributivas en un determinado momento y se consigan recuperar los empleos perdidos durante la crisis, además de la derogación de las reformas laborales que traiga consigo la generación de bases de cotización más altas que las actuales.

    Es necesario y urgente definir medidas concretas que refuercen los ingresos del sistema y permitan recuperar, en el menor plazo posible, el equilibrio financiero del sistema, y además, es necesario garantizar el poder adquisitivo de las pensiones, retomando el diálogo social al objeto de que las modificaciones que puedan ser necesarias sean realizas en el marco del pacto de Toledo.

    Evitar esta situación debe ser nuestra prioridad. Para CCOO es posible garantizar la suficiencia y la sostenibilidad del sistema público de pensiones, sin negar las necesidades crecientes que supone su financiación por el incremento creciente del número de pensionistas en las próximas décadas y la mayor esperanza de vida. Por ello, reclamamos al Gobierno la convocatoria urgente de los ámbitos de diálogo social y político que en el marco del Pacto de Toledo deben concretar, sin más dilación, la adopción de medidas que refuercen los ingresos del sistema, corrijan los efectos de la reforma de 2013 y permitan restablecer el marco de concertación social y política sobre el Sistema de Pensiones, que se ha quebrado desde la última reforma impuesta sin acuerdo alguno.

    Además el estudio hace una radiografía completa del sistema público de pensiones en Castilla y León del que se extraen datos interesantes como:

    - Castilla y León es la cuarta Comunidad Autónoma con mayor proporción de pensiones percibidas por habitante. Destaca el caso de León que es la tercera provincia de España con menor proporción de habitantes por pensiones (3,3) seguida muy de cerca por Zamora (3,5) que es la 5ª provincia de España. Todas las provincias de Castilla y León están por debajo de la media nacional.

    - El 48,1% de las pensiones de Castilla y León son percibidas por mujeres y el 51,9% restante por hombres. Sin embargo, a nivel nacional son más las pensiones percibidas por mujeres, (51,5%) que por hombres (48,5%).

    - La pensión mensual media en nuestra Comunidad en diciembre de 2017 es de 912,2€, mientras que a nivel nacional es ligeramente superior, 926,9€. Mientras que la pensión media de los hombres es de 1.110,2€, la de las mujeres es de 698,7€.

    - Hay una gran diferencia entre la pensión media del régimen general (1.057,0€) y la del régimen de autónomos (626,1€).

    - El 25,3% de las pensiones de España y el 29,4% de las pensiones de Castilla y León son pensiones de cuantía mínima. Esta diferencia entre Castilla y León y el total nacional está relacionada con la existencia en nuestra Comunidad de trabajos que están peor remunerados pero, especialmente, es debida a la mayor proporción de pensiones de autónomos en detrimento de las del régimen general y, sobre todo, porque son pensiones del sector agrario.

    - El 46,1% de las pensiones de Castilla y León son inferiores a 650€ y el 62% son menores de 800€. Los dos tramos con mayor número de pensiones son el comprendido entre 600€ y 650€ (133.945 pensiones que equivalen al 21,9% de las pensiones percibidas en Castilla y León) y el que va de 707,7€ a 800€ (63.724 pensiones que corresponden al 10,4%).

    - Las mujeres perciben el 68,7% de las pensiones de menos de 650€, sin embargo, en los tramos superiores a 707,7€ mensuales la presencia femenina es inferior a la media y sólo son mujeres el 13,5% de las personas perceptoras de pensiones de más de 2.000€.

    - El coste total de las pensiones en el mes de diciembre de 2017 ascendió en Castilla y León a 550,6M€ y a 8.759,3M€ en España.

    - En Castilla y León hay 21.882 pensiones no contributivas, lo que equivale al 4,8% de las que se perciben en España. Respecto al año anterior su número se ha reducido un 0,9%. El 66,2% de estas pensiones son de mujeres, llegando a ser el 77,1% en el caso de las pensiones de jubilación no contributivas. La cuantía media de estas pensiones es aproximadamente de 370€ (14 pagas). Además de quienes perciben pensiones de la Seguridad Social, en Castilla y León hay otras 50.947 personas que reciben en total 52.921 pensiones públicas de las denominadas de Clases Pasivas. La cuantía media de las pensiones de Clases Pasivas en Castilla y León en 2017 ha sido de 1.614,3€ (14 pagas).

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.