Luis Alejandro Pedraza, presidente de la CUT, valora la importancia del Diálogo Social para América Latina

    El Diálogo Social es el sistema de concertación que se utiliza en Castilla y León para acordar los asuntos de más trascendencia social en nuestra Comunidad. Además se ha convertido en objeto de estudio dentro de la Cátedra de Diálogo Social y Sindicalismo que hemos promovido en la Universidad de Valladolid. Precisamente esta experiencia es la que quiere para Colombia el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Luis Alejandro Pedraza, porque entiende que la educación universitaria de los futuros líderes de su país debe comprender la necesidad de diálogo y de acuerdos con los representantes de los trabajadores para poder avanzar.

    15/03/2018.
    Luis Alejandro Pedraza.

    Luis Alejandro Pedraza.

    El sindicalismo es muy débil en el país colombiano donde sólo el 40% de los cerca de 22 millones de trabajadores se emplean en la economía formal. El resto se dedica a oficios ambulantes sin contrato ni derechos. A esto hay que añadir ‘la cultura antisindical que practican los empleadores colombianos y que anima el Gobierno’ dice Luis Alejandro Pedraza, un sindicalista que va escoltado y tiene un vehículo blindado porque tiene reconocido un “grado de inseguridad extraordinario”. Y es que en Colombia ser sindicalista es, como poco, sinónimo de despedido y, como mucho, víctima de los grupos armados privados que no ven con buenos ojos a las organizaciones sociales y, entre ellas, los sindicatos. Prueba de ello es el saldo de sindicalistas de la CUT asesinados en el país, más de 3.500.

    En este contexto, Luis Alejandro Pedraza cree que introducir la cultura del diálogo es fundamental en un país como Colombia que no termina de rematar su proceso de paz porque se ‘está incrementando el número de asesinatos de líderes sociales y sindicales conforme avanzan las conversaciones para la desmovilización de los grupos insurgentes’. Pedraza señala que hay una gran permisividad por parte del Gobierno cuyos dirigentes utilizan las puertas giratorias que los convierten en dirigentes empresariales según abandonan el poder político. En su opinión el proceso de paz, que permitió desmovilizar al M-19, a las FARC y que ahora está intentando lo mismo con el Ejército de Liberación Nacional ELN, ‘tenía mucho de esperanzador porque además se estaba negociando una Reforma Agraria Integral que podría traer tranquilidad al convulso campo colombiano’.

    Intruducir la cultural del Diálogo Social podría insuflar nueva vida a la Comisión Nacional de Concertación de Políticas laborales y salariales, un organismo creado al calor de la Constitución colombiana que, sin embargo, no es operativo porque su funcionamiento está condicionado por reglas imposibles de cumplir como lograr el consenso para todos los acuerdos. 'Esto hace que no sirva para nada' ha argumentado Pedraza.

    En el terreno sindical, la CUT es una alianza de 870 sindicatos de empresa que trata de modificar el modelo sindical colombiano para lograr aglutinarlos en 19 ramas y poder hacer negociación colectiva sectorial. De este modo creen que representarán mejor a las trabajadoras y trabajadores. Pero esta intención choca, por un lado con los empleadores, que no quieren sindicatos más fuertes, y por otro ‘con algunos sindicalistas que se resisten a perder su cuota de poder, aunque sea pequeña’ señala el presidente de la CUT. Algunas ramas de actividad, como la enseñanza y la agroindustria bananera, ya tienen federaciones sindicales fuertes y negocian convenios generales ‘por lo que los ponemos de ejemplo para lograr que el resto de los sectores se federen también’. El nivel de afiliación en Colombia es muy bajo por las campañas antisindicales que ejercen las empresas y por el miedo de trabajadores y trabajadoras, un miedo que se puede calificar de real cuando está en juego su propia vida. Por eso Luis Alejandro Pedraza señala que los sindicatos colombianos hacen ‘grandes esfuerzos para mínimos resultados’.

    En esta pelea desigual los sindicatos latinoamericanos tienen en el sindicalismo europeo un apoyo fundamental. El presidente de la CUT ha recordado el gran número de sindicalistas colombianos refugiados en España por intermediación de CCOO y de UGT cuando sus vidas han corrido un gran peligro. También contribuyen visitas como la que ahora giran por nuestra Comunidad una veintena de responsables sindicales de toda América Latina que han venido a conocer de primera mano el Diálogo Social en Castilla y León.

    A la vez que la lucha sindical Luis Alejandro Pedraza está ayudando a que la lucha política en su país en torno al proceso electoral que se vive en estos momentos consiga lograr un Gobierno más proclive a las necesidades de trabajadores y trabajadoras.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.