Es hora de que Cecale no se ponga de perfil y pase de las buenas palabras a los hechos en materia de igualdad

    Más claro no se puede decir, Comisiones Obreras y UGT de Castilla y León han pedido a la patronal de Castilla y León Cecale que pase de las palabras a los hechos en materia de Igualdad, que garanticen la autonomía y el aprovechamiento del talento de las mujeres de la Comunidad, como base para la consecución de Igualdad real entre hombres y mujeres. ‘Ha llegado la hora de que la patronal no se ponga de perfil. De que Cecale transmita a sus asociados de las diferentes asociaciones empresariales provinciales que tienen que sumarse de manera decidida para alcanzar una igualdad de sexo efectiva’, remarca Fernando Fraile, responsable de Acción Sindical y Negociación Colectiva de CCOO-CyL.

    02/04/2018.
    Rueda de prensa propuestas de Igualdad.

    Rueda de prensa propuestas de Igualdad.

    Ambas organizaciones sindicales han elaborado un documento con una serie de propuestas de actuación en materia de igualdad para presentar a la Administración autonómica y a la patronal. Adjuntamos el documento íntegro. Este informe es un complemento al Anteproyecto de Ley de Medidas Conciliadoras de la Vida Familiar y Laboral enmarcadas dentro del ámbito del Diálogo Social, en el seno de la mesa de conciliación. En esta rueda de prensa celebrada durante esta mañana en la sede de UGT en Valladolid también estuvieron presentes la secretaria de Mujer y Políticas de Igualdad de CCOO-CyL, Yolanda Martín, la secretaria de Igualdad y Juventud de UGT-CyL, Ana Isabel Martín, y el secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT-CyL, Raúl Santa Eufemia.

    ‘El éxito de la movilización habida el pasado día 8 de marzo ha sido determinante para mejorar las actuaciones en contra de la brecha salarial entre hombres y mujeres. Tenemos que lograr una igualdad real entre sexos, no solo declaraciones y buenas intenciones’, sostiene Yolanda Martín. Con este documento se quieren hacer partícipes a la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Empleo, la Consejería de Educación y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, y por otro lado a la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) en materia de igualdad.

    Demandas a la Junta de Castilla y león

    Lo primero que piden ambas organizaciones sindicales es que se cumpla de manera efectiva la ley que obliga a todas aquellas empresas con más de 250 personas trabajadoras que tengan un plan de igualdad. ‘Para ello es necesario que se registren en el REGCON. Una vez hecho esto existe la posibilidad de hacer un seguimiento y control de los mismos, algo que a día de hoy es imposible’, garantiza nuestra compañera.

    Según datos de 2015, los únicos de los que dispone CCOO-CyL por medio de la negociación colectiva, puesto que al no existir a día de hoy la obligatoriedad de registrar, en Castilla y León estaban obligadas a tener planes de igualdad un total de 58 empresas. Por aquel entonces solo los habían negociado 29. ‘Según datos que nos ha brindado el CES-CyL, solo hay 50 planes de igualdad registrados’, manifiesta la secretaria de Mujer y Políticas de Igualdad de CCOO-CyL.

    En esta misma línea, y como el tejido económico de este territorio está formado básicamente por pymes y micropymes, en el citado documento se demanda promover la negociación de planes de igualdad en aquellas empresas que cuenten con 50 o más personas trabajadoras.

    Fernando Fraile, merced al elevado listón reivindicativo habido el pasado 8M, señala que el establecimiento de medidas y planes de igualdad en el seno de la negociación colectiva debe ser un elemento estratégico. ‘Tenemos que combatir con eficacia la desigualdad de género en el marco de las relaciones laborales. Cecale firmó el acta del citado Anteproyecto de Ley y ahora debe pasar de las palabras a los hechos. Debe apostar de manera decidida hacia la plena igualdad, y el mejor marco para lograrlo es el de la negociación colectiva’.

    En esta misma línea, nuestro compañero les pide que asuman una experiencia piloto puesta en marcha por la Diputación Foral de Guipúzcoa. Se trataría de establecer dos empresas por cada provincia para hacer un seguimiento si cumplen o no con las medidas encaminadas a lograr la plena igualdad. ‘Si lo hacen se les concedería un sello o marchamo de buenas prácticas en este campo que les brindaría el acceso a subvenciones u otra serie de beneficios’, subraya Fraile.

    Para ello, el papel de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social es determinante. ‘Las patronales de las diferentes provincias, hasta ahora, han sido un muro en este campo. Por lo tanto, la Inspección debe incrementar la vigilancia para que la legalidad en este campo dentro de los convenios colectivos se cumpla’, demanda Fernando Fraile. Para apostillar que la Administración ‘debe tomar la decisión de hacer inversiones, puesto que todo esto no se sujeta solo. Aquí la Junta tiene una tarea importante que ejecutar que esperemos la lleve adelante’.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.