CCOO recrimina a la Consejería de Educación la tardanza en poner apoyo educativo en 4º de ESO

  • La FECCOOCyL pidió medidas a principio de curso para los alumnos y alumnas que han cursado el PMAR para después volver a la ESO convencional

La Federación de Enseñanza de CCOO de Castilla y León lamenta la tardanza de la Consejería de Educación en implementar un Programa de apoyo educativo para alumnado de 4º de la ESO que haya suspendido en la segunda evaluación Lengua y/o Matemáticas y hasta cuatro materias adicionales.

La incorporación de estos alumnos y alumnas a 4º de la ESO ordinario, tras haber cursado durante dos años el Programa de Mejora del Aprendizaje y del Rendimiento (PMAR), es un auténtico sinsentido, que les conduce, en casi la totalidad de casos, al fracaso escolar y a la no obtención del título en ESO. Ante esta situación, muchos alumnos y alumnas, de acuerdo con sus padres o tutores legales, descartan su incorporación al programa ya que ven casi imposible la obtención del título de Graduado a través de este sistema.

16/04/2018.
Alumno con Pizarra

Alumno con Pizarra

Para CCOO, la medida de poner un Programa de apoyo educativo se ha tomado tarde, pese a las recomendaciones de esta organización, y muy probablemente sin tiempo para que este alumnado pueda titular en igualdad de condiciones con el resto del alumnado.

En mayo de 2017, CCOO registró un escrito dirigido a la D.G. de Política Educativa exigiendo, desde principio del curso 2017/2018, un sistema de desdobles para los alumnos y alumnas de 4º de la ESO que hubieran cursado PMAR en 2º y 3º, así como flexibilidad en las materias de Lengua, Historia, Inglés y Matemáticas. Hay que tener en cuenta que, mientras el Programa de Diversificación anterior, se aplicaba en 3º y 4º y permitía titular en la ESO a los alumnos menos aventajados, el Programa actual, se aplica en 2º y 3º, pero, al regresar al 4º curso, que es donde titulan los chicos y chicas, se vuelven a dar de bruces con los contenidos completos por lo que la mayoría fracasa. Con este refuerzo, solicitado por CCOO, se pretendía paliar un programa, forzado por la LOMCE, que, cada vez con más clarividencia, se manifiesta como un rotundo fracaso.

Desde la Junta de Castilla y León no se tuvieron en cuenta nuestras recomendaciones y, ahora, el tiempo nos ha dado la razón. La Consejería de Educación ha tenido que tomar medidas al respecto a última hora deprisa y corriendo, cuando se podía haber solucionado el problema con más sensatez desde el principio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.