La presión social obliga a la Junta a aprobar un programa sanitario para los extranjeros irregulares sin recursos

    Por fin es una realidad lo que llevábamos tanto tiempo reivindicando y esperando: no se garantiza la sanidad universal pero se avanza en esta con el colectivo de personas extranjeras sin recursos económicos en situación administrativa irregular. Porque desde que en 2012 se modificara la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, que dejó fuera del sistema sanitario a las personas inmigrantes sin papeles, las muertes evitables por falta de asistencia sanitaria han aumentado un 15%. El argumento del “turismo sanitario” utilizado para acabar con la sanidad universal no ha conseguido demostrarse ni se ha dado dato alguno del supuesto ahorro que íbamos a conseguir.

    20/07/2018.
    La sanidad pública vuleve a ser gratuita en la Comunidad para los extranjeros irregulares en estado de exclusión

    La sanidad pública vuleve a ser gratuita en la Comunidad para los extranjeros irregulares en estado de exclusión

    Por el Acuerdo del Consejo del Diálogo Social de Castilla y León en materia de migraciones, la Consejería de Sanidad se comprometió a establecer un programa de carácter social para el acceso a la asistencia sanitaria en Castilla y León de inmigrantes residentes sin cobertura sanitaria que carezcan de recursos económicos (medida 4.8 del IV Plan Estratégico de Cohesión Social con las Personas Inmigrantes y la Convivencia Intercultural 2018-2021). El 12 de junio se materializó este acuerdo en un Programa asistencial de carácter social que no ha tenido publicidad desde la Administración ni repercusión alguna por el momento.

    Básicamente, y a grandes rasgos, este programa garantiza, dentro de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, la asistencia sanitaria a aquellas personas inmigrantes en situación irregular que lleven como mínimo tres meses empadronadas en el territorio español, que carezcan de medios económicos y que no puedan acceder al sistema sanitario por otros medios, bien por convenios con sus países de origen, seguros privados o a cargo de terceros.

    Sanidad ha mentido en cuanto a la universalidad de trato a estas personas

    La Consejería de Sanidad siempre ha defendido que se atendía a todas las personas que lo necesitaran sin embargo lo que hemos detectado en el sindicato ha sido discrecionalidad a la hora de atender dependiendo de las personas profesionales; también hemos visto problemas para acceder a tratamientos, pruebas y valoraciones que iban más allá de una atención de urgencias; así como facturas que han llegado incluso a embargar bienes. La discrepancia entre la normativa estatal y la práctica ha generado durante estos años confusión entre la ciudadanía y el personal sanitario sobre lo que se podía o no hacer.

    La inclusión en el programa será por un año con posibilidad de renovación y deberá solicitarse en las Gerencias de Atención Primaria o en los centros de salud. En las situaciones de riesgo para la salud pública no se tendrá en cuenta el tiempo mínimo de empadronamiento.

    El programa también da derecho al copago del 40% del precio de los medicamentos por parte de la persona usuaria y al acceso a las prestaciones básicas y suplementarias de servicios (médicos de familia y especialidades) en las mismas condiciones que las personas usuarias del Sistema Nacional de Salud.

    Para acceder al programa, las personas deberán rellenar un formulario que se facilita en los Centros de Salud y acompañarlo de la documentación que acredita la identidad, empadronamiento, bajos ingresos y la no cobertura sanitaria por otros medios. Si alguno de estos requisitos no se puede demostrar, hay otra posibilidad a través de un informe de la trabajadora o trabajador social o de los Centros Integrales de Atención a las Personas Inmigrantes.

    Todavía quedan muchas cuestiones por resolver con respecto a la implantación del nuevo sistema, además el Gobierno prepara una nueva normativa que pretende garantizar la asistencia sanitaria universal y que puede llevar a la modificación del Programa en alguno de sus puntos. A partir de ahora empezará una guerra de cifras en los medios de comunicación sobre lo que supondrá implantar esta medida ante la que pedimos seriedad y rigor; no olvidemos que las personas extranjeras de nuestro país son jóvenes en su mayoría que gozan de mejor salud que la envejecida sociedad española.

    Por el momento, desde los Centros de Información a personas Trabajadoras Extranjeras (CITES) informaremos de este nuevo programa y cómo acceder a él mientras se aclara la normativa estatal. Infórmate en tu CITE de CCOO más cercano repartido por toda la Comunidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.