El vicepresidente de Vestas ya tiene la carta en la que se le pide una reunión urgente con el presidente mundial para frenar el cierre de la planta leonesa

    ‘El vicepresidente de Producción Global de Vestas, el encargado de darnos la pésima noticia de que su Consejo de Administración pretende cerrar la planta de Villadangos del Páramo, ya tiene en su poder una carta para que se la entregue en mano al presidente del Consejo de Administración de Vestas Wind System A/S, Anders Runevad, de cara a mantener un encuentro que revierta el cierre de la factoría leonesa. Y a partir de ahora nos daremos un tiempo prudencial para ver su respuesta ante nuestra demanda’, manifiesta Gonzalo Díez Piñeles, secretario general de CCOO de Industria de Castilla y León, y representante de nuestra organización en el grupo de trabajo creado ayer en el seno de la La Fundación para el Anclaje Empresarial y la Formación para el Empleo en Castilla y León que pretende evitar la deslocalización de la fábrica de aerogeneradores de la provincia leonesa.

    31/08/2018.
    Los trabajadores de Vestas ya han pasado tres noches en el campamento.

    Los trabajadores de Vestas ya han pasado tres noches en el campamento.

    Durante la tarde de ayer miércoles día 29 de agosto, en reunión extraordinaria celebrada en la sede vallisoletana de la Fundación, un grupo de personas en representación de CCOO, UGT, Cecale y Junta de Castilla y León, llevaron a cabo un análisis de la situación del conflicto de esta empresa. Además de valorar el encuentro de las dos administraciones para salvar este problema y elaborara la carta, también han creado una batería de propuestas para mantener la carga de trabajo industrial y los empleos en Vestas y en sus empresas auxiliares.

    En la carta se ponen de manifiesto una serie de aspectos que para todas las partes implicadas en la defensa de Vestas son determinantes. Lo primero que se explica en este documento es que ‘el cierre de la planta es injusto, impensable, sin ninguna causa razonable que lo avale, puesto que a día de hoy tiene beneficios y que sus consecuencias son demoledoras para León. De ahí que les pidamos que reconsideren su postura, que pongan freno al cierre empresarial, y que mantengan la actividad industrial y el empleo actual’, señala Díez Piñeles. También le han querido dejar bien claro al principal dirigente de la transnacional danesa ‘que de ninguna manera nos han gustado las formas en las que ha actuado para comunicarnos esta decisión. Además de carecer de todo tipo de tacto, han sido de una falta de respeto tanto para el Gobierno de España como para la Junta de Castilla y León desmedidos. Pero sobre todo para las cerca de 600 personas trabajadoras de planta de Villadangos’, remarca nuestro compañero. Y por último, en tanto en cuanto no se lleve a cabo el encuentro con el presidente del Consejo de Administración de Vestas, se paralizan todo tipo de medidas. ‘Eso no significa que nos vayamos a quedar de brazos cruzados. Este grupo de trabajo va a seguir trabajando y analizando la realidad de la factoría para ver cuáles son aquellas necesidades que nosotros consideramos más positivas para mejorar aún más las ratios de productividad y rentabilidad de la misma. Que por cierto, a día de hoy cuenta con uno de los mejores registros dentro del grupo a nivel mundial’, sentencia el secretario general de CCOO de Industria en Castilla y León.

    Moviendo hilos para contar con la ayuda del Parlamento Europeo

    Además de la carta, este equipo de trabajo ya tiene en mente acciones a seguir en caso que las altas instancias de Vestas sigan adelante con su intención de deslocalizar las instalaciones productivas de Villadangos, ‘con la única intención de ganar a un más dinero. Es lo que llamamos un canibalismo empresarial salvaje que no se puede consentir’, subraya Gonzalo Díez.

    Entre las posibles actuaciones de cara a un futuro inmediato, ya han mantenido contactos con algunos portavoces de los diferentes grupos europarlamentarios españoles, ‘con el objetivo de trasladar este claro ejemplo de deslocalización y sus duras consecuencias tanto en León, como España y Europa hasta el Parlamento Europeo. Pero todo ello se activará, o no, dependiendo de si hay reunión y de lo que nos digan en ella’, remarca Díez Piñeles.

    De esos polvos estos lodos

    El máximo responsable de CCOO de Industria en la Comunidad se retrotrae en el tiempo para buscar alguna explicación que avale semejante proceder. Y la encuentra. ‘Tanto la Reforma Laboral del PP de 2012, como la del PSOE de 2010 –apunta este dirigente- tienen mucha culpa de lo que ahora está ocurriendo. Con anterioridad, se necesitaba una autorización administrativa para poder cerrar una empresa, y sin ella no se podía efectuar. Y si lo hacían, las repercusiones para aquellas que daban semejante paso eran terribles. Como eso ya no existe, pues adelante. De ahí la imperiosa necesidad de derogar ambas’.

    Para colmo de males, Vestas tenía hasta hace poco tiempo cinco plantas en España. La mayor parte de las mismas montadas y dinamizadas con ayudas del Gobierno y de las comunidades autónomas donde se instalaron. En estos momentos solo quedan abiertas tres. La de Ólvega (Soria) y Villafranca del Penedés (Barcelona) ya son historia. La de Villadangos, si no cambian de parecer, lleva el mismo camino. A día de hoy están a pleno rendimiento las de Viveiro (Lugo) y Daimiel (Ciudad Real). ‘Pero no me sorprendería nada que una vez termine el plazo de no revertir las ayudas concedidas las desmantelasen. Y sino al tiempo’, manifiesta nuestro compañero.

    Pero también hay otro aspecto que el secretario general de CCOO de Industria en Castilla y León quiere dejar bien claro. ‘Estamos plenamente convencidos que los mandamases de Vestas no obrarían así ni en Dinamarca, ni en Alemania, por citar solo dos ejemplos. Ellos se creen que España es el sur, y que aquí vale todo. Pues no. También somos Europa. Pertenecemos a la Unión Europea desde 1986 y salvo con pequeños matices locales, sus leyes y las nuestras son muy similares, por lo que las grandes multinacionales están obligadas a cumplirlas. Ese es nuestro objetivo y por él vamos a luchar con el fin de acotar una nueva deslocalización de la producción de un gigante de nuestra tierra’, sentencia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.