CCOO llama a no resignarse en el conflicto de Vestas en León

    El secretario general de Comisiones Obreras de Industria de Castilla y León, Gonzalo Díez Piñeles, en declaraciones a la agencia de noticias ICAL, ha hecho un llamamiento a ‘no resignarse’ ante el conflicto de la planta de aerogeneradores que la multinacional danesa Vestas tiene en la localidad leonesa de Villadangos del Páramo. Aunque reconoció que es ‘difícil’, estima que hay que posicionar esta situación como ‘ejemplo’ que marque las políticas industriales ‘en el centro del debate europeo’. Díez Piñeles reconoce que el conflicto ‘tiene solución’, algo que condiciona a la voluntad de la compañía danesa, y siempre que esta ‘cambie el sentido actual de su decisión’.

    13/09/2018.
    Gonzalo Díez Piñeles, secretario general de CCOO de Industria de Castilla y León.

    Gonzalo Díez Piñeles, secretario general de CCOO de Industria de Castilla y León.

    Díez Piñeles puso como ejemplo positivo el resultado de la negociación que se consiguió en el caso de la factoría de la también danesa LM Wind Power en Ponferrada, que fue un caso similar después de que la multinacional decidiera desmantelar la fábrica, pero se peleó y se mantuvo a 150 trabajadores, cuando ahora está en torno a los 800 y creciendo. ‘Aunque es complicada la lucha, hay que seguir peleando, pero la solidaridad es todo un ejemplo para alcanzar el objetivo final’, en especial en el campamento y con el trabajador que acaba de iniciar su recorrido en bicicleta hacia Dinamarca.

    ‘La batalla hay que hacerla y pelearemos hasta donde podamos llegar, con el apoyo de todas las partes implicadas’, avanza Díez Piñeles, quien hace un claro llamamiento para que el frente de acción sea ‘el más amplio posible’ porque, si entre todos no se consigue revertir el anuncio de cierre, finalmente será ‘un serio fracaso de toda la sociedad’, ha ratificado.

    Después de conseguir que esta situación ‘escandalosa’, la ‘deslocalización salvaje’ de Vestas en Villadangos del Páramo (León), Díez Piñeles se ha felicitado de que el conflicto haya aunado a todo el arco parlamentario de Castilla y León, y también haya conseguido el apoyo del Gobierno de España. ‘Esto es algo de especial relevancia en un momento en el que las personas trabajadoras de esta factoría están inmersas en la negociación del ERE de extinción, mientras que por otros cauces siguen trabajando para trasladar el conflicto al corazón de Europa’, sostiene.

    ‘Tenemos que llevar este clamor a Europa’

    El tiempo es un factor que le preocupa especialmente a nuestro compañero, dado que hay un mes para la negociación del ERE, lo que significa que habría que llevar el conflicto a Europa en este mismo mes de septiembre. Dado que el Parlamento Europeo acaba de iniciar el periodo de sesiones, está resultando difícil acomodar fechas por culpa de los propios debates. ‘Antes de finales de mes tenemos que estar allí dando voz al campamento, a la sociedad leonesa y es un clamor también de la sociedad española. Pero lo que perseguimos es que también sea la voz de todo Europa’, vaticina.

    A juicio de nuestro sindicato, el ejemplo de Vestas en León, de una vez por todas, puesto que con casos anteriores de deslocalizaciones (por ejemplo Lauki en Valladolid) no se ha logrado, tiene que significar poner en el centro del debate europeo las políticas industriales. Hay que abordar qué y cómo subvencionar a las grandes multinacionales para intentar evitar que se repitan este tipo de situaciones. Además, ‘hay que reflexionar si las reformas laborales de los gobiernos en la última década solo benefician el brutal canibalismo del capital, y dejan a los trabajadores en la calle con el único derecho al pataleo’, remarca.

    Aunque se pretende que esta situación no se repita, la duda es si Vestas llegaría a tiempo de un posible cambio de normativa para evitar estas circunstancias. ‘Aunque el Gobierno de España esté en contra, no puede o no tiene herramientas de ningún tipo para evitarlo, de ahí que el ejemplo de Vestas sea la mejor ocasión para que la reflexión venga por ahí. No puede haber fondos europeos, nacionales o regionales de la ciudadanía que los dediquemos a empresas que van a estar el tiempo en el que les caduca la cláusula relacionada con el mantenimiento o generación de empleo y una vez terminado ese tiempo adiós muy buenas’, lamenta el responsable de CCOO de Industria de Castilla y León.

    Díez Piñeles ha insistido en que ‘ni León se lo merece, ni Castilla y León se lo merece’, y ha insistido en que si no hay voluntad de dar marcha atrás, el de Vestas será ‘un ejemplo a futuro de cómo no hacer las cosas’ porque la empresa ‘no ha tenido la más mínima consideración con los gobiernos’.

    Sobre una posible compra de las instalaciones productivas ubicadas en el polígono industrial de Villadangos del Páramo, Díez Piñeles ha señalado que es el planteamiento que se ha hecho desde la Fundación Anclaje, que pide a Vestas una solución que rechaza, y que pueda estar ligada al traslado de los trabajadores. “Lo razonable es que si se destruyen 2.000 empleos, los responsables de semejante barbaridad tienen que garantizar un proyecto o proyectos donde se generen esos puestos de trabajo”, ha aclarado el responsable de CCOO, quien ha abogado porque León y Castilla y León ‘sigan teniendo vida, y que los jóvenes de esta Comunidad puedan encontrar oportunidades de vida, pero en León, ya que el interior de la factoría es de los castellanos y leoneses, debido a las subvenciones dadas a la compañía danesa por parte de la Junta y el Gobierno de la nación’, ha ratificado.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.