Condenan a Lecler Soria por persecución sindical a una representante de CCOO en el Comité de Empresa

    El Juzgado numero dos de Soria ha reconocido el derecho de una delegada de CCOO en la empresa Supermercados Lecler a rescindir su contrato de trabajo por conductas manifiestamente discriminatorias. La delegada fue perseguida por la dirección del centro por su condición de miembro del comité de empresa. El Juzgado ha apreciado los hechos relatados por el sindicato para dar una sentencia favorable a los intereses de la trabajadora.

    24/09/2018.
    Edificio de Juzgados en Soria

    Edificio de Juzgados en Soria

    En su calidad de representante sindical tuvo que presentar ante la Inspección de Trabajo una demanda a finales del año 2016 por una modificación unilateral de elección de vacaciones a toda la plantilla sin comunicación al Comité de Empresa. También denunció la ausencia de reuniones con los Comités de Empresa y de Salud Laboral y Seguridad Social. Igualmente en su demanda se hablaba de asignación de funciones de superior categoría sin retribución y de gritos y malas formas de la directora a las solicitudes y requerimientos de los trabajadores y trabajadoras y del Comité de Empresa. Estas denuncias desembocaron en acta de infracción a la empresa por parte de la Inspección de Trabajo que desencadenó la reacción de la dirección en contra de la compañera que la ha llevado a solicitar la rescisión de su contrato de trabajo tras un periodo de baja médica por depresión.

    En concreto la denunciante señaló ante el Juzgado que su opinión era ignorada por la dirección y que recibía frecuentes faltas de respeto al intentar solucionar los problemas o pedir explicaciones. Igualmente le fueron denegados algunos periodos de vacaciones, incluso en el último momento con las reservas ya realizadas, o rechazar el disfrute de los descansos por las horas extraordinarias.

    Todas estas situaciones llevaron a la representante sindical a acudir a su médico y a pasar a situación de incapacidad temporal por trastorno adaptativo mixto, con clínica ansioso depresiva con sintomatología de bajo animo, llanto frecuente, nerviosismo, sensación de angustia, cansancio e irritabilidad. La situación se volvió a repetir cuando la compañera volvió al trabajo tras la baja médica y fue recolocada en una plaza con funciones de inferior categoría y en un espacio sin contacto con las compañeras.

    Por este motivo, Comisiones Obreras exige a Supermercados Lecler que respete la libertad sindical en la empresa y que la actual directora, causante en buena medida de esta situación, sea cesada de manera inmediata. Si esto no sucede, desde Comisiones Obreras empezaremos un calendario de movilizaciones en el centro de trabajo y lo trasladaremos hasta nuestros sindicatos Europeos, ya que esta empresa tiene su sede en Francia y está implantada en toda Europa.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.