CCOO propone prolongar los Erte en hostelería de Valladolid todo 2020

    Comisiones Obreras de Valladolid, por medio de la Federación de Servicios, ha dejado bien patente en el transcurso de la rueda de prensa celebrada esta mañana que prolongar los Erte en la hostelería de la ciudad por espacio de seis meses más, hasta final de año, sería una buena medida para preservar el empleo en este sector. “Y no solo eso, sino que la supresión de las tasas municipales a las terrazas para este ejercicio de 2020 que ha determinado el Ayuntamiento deben estar condicionados a mantener el empleo en estos establecimientos de hostelería y hotelería”, ha confirmado Montserrat Noriega, responsable de Hostelería de CCOO Servicios de Valladolid.

    03/06/2020.
    Fotos CCOOCyL.

    Fotos CCOOCyL.

    Noriega ha considerado que la posible extensión de los Erte es una buena medida para la protección de los trabajadores y trabajadoras, “aunque habrá que ver la evolución de sectores como los hoteles o los bares y restaurantes, en función de cómo evolucionen en el retorno a la actividad se aplicarán. Así lo ha señalado esta sindicalista junto con Raúl N. García Agudo, secretario de CCOO Servicios en Valladolid, para explicar la situación de los trabajadores de los sectores del comercio y la hostelería en estas primeras semanas de vuelta parcial a la actividad.

    En esta misma línea, CCOO Servicios de Valladolid, ha pedido a las diferentes administraciones que las medidas fiscales que beneficien a la hostelería, con motivo de la crisis provocada por la COVID-19, no solo beneficien a los empresarios, sino también al conjunto del sector. En este sentido, apostó que estas acciones estén condicionadas al mantenimiento del empleo, que en el caso de Valladolid afecta a 11.000 trabajadores. Noriega ha indicado que el sindicato no está en contra de las medidas de protección adoptadas por las administraciones públicas, pero “desde CCOO consideramos que no deben servir para que los empresarios ganen más dinero. No en vano, la exoneración de las tasas de terrazas en la capital vallisoletana se aplica a todo este año, incluyendo los dos primeros meses de 2020, cuando hubo picos de máxima actividad”.

    De cara a valorar el trabajo de los profesionales del sector de la hostelería en Valladolid, el mantenimiento del empleo ha sido el eje fundamental de la aprobación de los Erte de fuerza mayor. “Una herramienta al que se ha acogido la inmensa mayoría de la hostelería de la ciudad, y que ha supuesto que los empresarios se ahorren los seguros sociales de sus empleados”, apunta nuestra compañera. Para apostilllar que “ si los empresarios de hostelería se quejan de que no les salen los números, tampoco nos salen a los trabajadores y a las trabajadoras, ya sea estando en Erte o en condiciones normales", ha zanjado.

    La responsable sindical de CCOO Servicios ha indicado que jamás los empresarios de la hostelería de Valladolid han ganado más, después de que el sector haya acumulado máximos históricos en los últimos años, especialmente en enero y febrero pasado, antes de la declaración del estado de alarma por la pandemia sanitaria. “Frente a esa realidad, tenemos que lamentar que los empleados y empleadas de la hostelería en Valladolid llevan tres años sin un incremento salarial, al no haberse firmado el convenio provincial del sector”, sentencia.

    Los Erte han afectado al 90% de la hostelería y al 60% del comercio vallisoletano

    Nuestros dos compañeros han destacado el buen recurso que han supuesto los ERTE en estos meses para que no se destruya empleo durante el estado de alarma y han dado datos generales de los sectores de comercio y hostelería en Valladolid. CCOO calcula que el cierre de los negocios por la crisis de la COVID-19 ha afectado entre el 85 y el 90% de la hostelería y al 60% del comercio.

    En el comercio, hasta la entrada en vigor de la Fase 1 de desescalada -las tiendas ya podían abrir sin cita previa desde una semana antes- unos 1.350 de los 5.200 negocios del sector en la ciudad habían solicitado los Erte, lo que supone hasta ese momento, en torno a un 30%, con 9.000 de los 24.000 trabajadores y trabajadoras afectados.

    La previsión del sindicato era que en Fase 1 abriera sus puertas un 80% del sector, cifra que se ha cumplido, y que se sacara de la situación de Erte al 50% de los empleados afectados, aunque en este segundo caso, si bien no disponen de los últimos datos, se estima que la desafectación podría estar un poco por debajo.

    Ahora que se ha retomado la actividad con nuevas medidas, ha recordado Agudo, los comercios de menos de 400 metros cuadrados de superficie pueden abrir, al igual que los que tengan más tamaño pero acoten su espacio. Además, ha recordado que resulta "fundamental" cumplir las medidas de seguridad, como la limitación de clientes al 30 por ciento del aforo, garantizar la distancia interpersonal y en locales donde no se pueda hacer obligatorio el uso de mascarilla, además de contar con gel hidroalcohólico.

    En cuanto a la hostelería, Monserrat Noriega ha señalado que el 85% de los negocios de la provincia han solicitado el Erte, un total de 1.756 de los 2.050 existentes, lo que ha afectado a 9.000 de los 11.000 empleados.A raíz del inicio de la Fase 1 de desescalada buena parte del sector hostelero ha abierto sus negocios al público con el 50% de capacidad en terrazas, y según datos del Ayuntamiento, han solicitado instalar nueva terraza o ampliarla un total de 330 establecimientos.La desafectación en este caso estaría en torno a 2.500 o 3.000 trabajadores que estaban en ERTE, por lo que rondaría un 30%, por el momento.

    En cuanto a los establecimientos como bares y restaurantes, indica García Agudo, que habrá que ver cómo evoluciona el registro de clientes en estas próximas semanas, cuando se amplíe el aforo de terrazas y puedan abrir en el interior. Eso sí, ha advertido de que “no hay que hacer los ERTE de forma preventiva, y que si se amplían los plazos, las personas delegadas sindicales y las inspecciones deberán ser vigilantes para que los utilicen aquellas empresas que lo necesiten antes que destrozar el empleo o cesar afectividad", ha ratificado.

    Montserrat Noriega se ha referido específicamente a sectores como los hoteles, que no se prevé que abran sus puertas antes del próximo día 1 de julio, y que el sindicato prevé que muchos de ellos vayan a optar por presentar los nuevos Erte por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, ya que su actividad comparada con años anteriores "no va a ser la misma, ya que está condicionada por restricciones de capacidad y protocolos de seguridad”.

    El sindicato no ha parado de atender a profesionales, asesores y empresarios

    Raúl N. García ha destacado el trabajo del sindicato durante estos meses, en los que ha atendido "multitud de consultas", tanto de personas trabajadoras, como de gestorías o de las propias empresas, y en Valladolid han negociado en torno a 100 ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y productivas, y "un sinfín" de casos por fuerza mayor.

    Ahora, ha añadido el sindicato negocia con empresas u gestorías la mejora de acuerdos laborales para los trabajadores afectados por ERTE o que todavía lo van a estar, pese a que el tiempo de negociación de estos acuerdos es "muy reducido", más incluso de lo que establece la ley.

    Asimismo, ha avanzado que van a promover a las patronales de Valladolid un acuerdo para sentar las bases de estas negociaciones, en las que les quieren hacer partícipes para articular medidas que eviten los despidos, el mantenimiento de las causas de los ERTE por fuerza mayor en comercio y hostelería, o la cogobernanza en la "desescalada laboral", con diálogo en el cauce social.

    Esta propuesta, ha apuntado el secretario general de la sección, se hará llegar también a la patronal de la hostelería, Apehva, con la que los sindicatos tienen rota la interlocución a consecuencia de la no firma del convenio de 2018, pero ha recordado que "es necesario dar solución" a ese problema.

    Guías con recomendaciones elaboradas con el apoyo de CCOO

    CCOO ha editado una guía de recomendaciones para el sector de la hostelería, y ha recordado que el sindicato está “muy atento” a los Erte que se soliciten por causas económicas, pues ha recordado que no se debería permitir que un hotel alegue este término si durante el estado de alarma podía haber abierto para atender a trabajadores de la sanidad y esenciales y no lo hizo, ya que ello habría supuesto que tuviera ingresos y que desafectase a trabajadores. Se adjuntan en este texto.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.