CCOO baraja la huelga en la hostelería de Valladolid si persiste el incumplimiento patronal del convenio

    El secretario general de CCOO Servicios-CyL, Marcos Gutiérrez Benito, no descarta la convocatoria de una huelga de los trabajadores y trabajadoras del sector de la hostelería de Valladolid, tras la negativa de la Asociación de Hostelería de Valladolid a no cumplir con lo firmado en materia salarial en 2018, es decir, que los empleados cobren en función de su categoría laboral y no del establecimiento en el que desempeñan su trabajo.

    15/07/2020.
    CCOO-CyL.

    CCOO-CyL.

    Nuestro compañero señala que la Asociación provincial es la patronal “más retrógrada de la Comunidad’ por fijar el salario en base a la categoría del establecimiento, un parámetro que el resto de las patronales provinciales rechazan, excepto la vallisoletana. “Su planteamiento es una discriminación salarial que viene de las ordenanzas de trabajo franquistas de 1974. Defender que la gente cobre según la categoría profesional del establecimiento es defender una norma y una política preconstitucional”, dijo. En este sentido, CCOO anunció que retomarán las recomendaciones sobre que se aplique lo rubricado ya en 2018 porque, de lo contrario, la huelga será un hecho.

    “Nos duele tener que hablar de movilizaciones en unos momentos que lo único que falta es que digamos a la gente que no venga a Valladolid porque no hay profesionales de la hostelería para atenderles. Sabemos que sería algo nefasto para la economía de la ciudad. Por lo tanto, apelamos a la Asociación para que cumpla lo que firmó en su momento y que aplique los compromisos alcanzados en 2018”, argumentó Marcos Gutiérrez.

    El convenio colectivo acordado, rubricado por ambas partes y que ahora está en el Serla, tenía una vigencia de cinco años, contemplaba la unificación de grupos salariales (asignados en función de los tenedores de los restaurantes) y los incrementos de entre el 1,6% y el 3,5% anual. Es decir, un camarero de un restaurante de un tenedor o de bares de tercera o cuarta categoría dejaría de cobrar 977 euros mensuales (14 pagas en 2017), para pasar a recibir 1.117 euros mensuales en 2022, plazo máximo de vigencia del convenio colectivo en cuestión.

    Para CCOO la Asociación de Hostelería debería servir no solo para gestionar subvenciones, pedir exención de tasas y hacerse fotos, ya que tiene la obligación de garantizar las condiciones de vida y trabajo de 10.000 familias que llevan años con su salario congelado. “El sector lleva esperando que la Asociación de Hostelería cumpla con un convenio colectivo que en los últimos nueve años ha subido de media 60 euros por persona trabajadora, una auténtica desproporción con respecto a lo que el empresario ingresa”, dijo.

    Por último, el responsable de CCOO- Servicios de CyL, apuntó que Valladolid es una ciudad con una hostelería con renombre, que pierde a sus profesionales por los bajos salarios que percibe, y cuya Asociación tuvo a bien firmar el incremento salarial en función de la categoría laboral en 2018 tras la amenaza de convocatoria de huelga (prevista para la Semana Santa de 2018), pero nunca llegó a cumplir con lo rubricado.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.