CCOO pide a la Junta cambiar el operativo de extinción porque no sirve para los incendios actuales

    El cambio climático está avanzando y afectando a los incendios forestales que, en Castilla y León, están siendo más grandes y voraces que en el momento en el que se diseñó el operativo de incendios en nuestra Comunidad. Por eso el sindicato CCOO está pidiendo a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta que se siente a negociar un nuevo modelo que sustituya al Infocal y que destine más recursos económicos y humanos para evitar desastres naturales como el ocurrido esta primavera y verano en nuestros montes.

    26/09/2017.
    Rueda Incendios

    Rueda Incendios

    Este año se han registrado, hasta el momento, 2.000 incendios forestales, de los que 8 han adquirido la categoría de grandes incendios comprometiendo a masas forestales de más de 500 hectáreas. Son un 60% más que la media de los últimos 10 años en nuestra Comunidad y un 13% más que la media en España. La pérdida de superficie forestal ha crecido en un 150% en un año que el responsable de Medio ambiente del sector autonómico de la FSC-CCOO, Ricardo Fernández, ha calificado como ‘catastrófico’. Y es que en la extinción de incendios lo primero que ha fallado ha sido la prevención. El coordinador del sector autonómico de la FSC-CCOO Castilla y León, Ernesto Angulo, ha recordado que ‘los incendios se apagan en invierno’, pero la Junta limita los trabajos de empresas y fijos-discontinuos a los 3 meses de peligro máximo. Los responsables sindicales han explicado que, ni el peligro máximo coincide exclusivamente con el verano, de hecho ha habido varios incendios importantes durante la primavera, ni este periodo permite la limpieza del monte que evita el fuego durante el verano. Por eso están exigiendo que el dispositivo de prevención y extinción trabaje durante 6 meses al año. A lo reducido del dispositivo se ha unido últimamente el efecto del cambio climático, que ha variado las condiciones de la masa forestal por falta de agua haciéndola más fácilmente combustible, lo que repercute negativamente en la magnitud de los fuegos.

    La política de recorte de la Administración Regional también ha eliminado un dispositivo especial llamado Plan 42 que disponía efectivos contra incendios en los municipios que más habían sufrido los estragos de los fuegos. Entre ellos estaba el de Encinedo en León que este verano ha sufrido el segundo incendio más devastador desde que se tienen datos en nuestra Comunidad. La inversión anual en este Plan ascendía sólo a 300.000 euros, pero permitía tener efectivos contra incendios en los puntos más sensibles algo que, en opinión de CCOO, hubiera evitado la magnitud del fuego de este verano es este municipio.

    Ernesto Angulo ha recordado que todos estos recortes limitan la efectividad del dispositivo contra incendios y ha pedido que en el Presupuesto de 2018 se destinen 20 millones de euros más a la campaña, especialmente para la contratación del personal que interviene en el operativo y otros 30 millones durante 2019. ‘Con contratos de 6 meses consigues que el personal que va a los incendios tenga la formación necesaria, algo difícil con contratos de 3 meses en la época más crítica, y además fijas población en los núcleos rurales’ ha dicho el responsable del sector autonómico. Sin embargo, ha señalado que las negociaciones con la Junta están en un punto muerto por falta de compromisos concretos.

    Otra de las reivindicaciones sindicales pasa por las condiciones laborales del personal dedicado a incendios que carecen de protocolos de seguridad porque la Consejería ha paralizado su elaboración. Comisiones Obreras lleva años demandando la categoría de bombero forestal para los trabajadores del operativo de incendios y más medios para el personal de inspección que trabaja en el monte en la investigación de delitos como la caza y la pesca ilegales, el furtivismo, la recolección ilegal de setas u otras actividades en las que los infractores pueden tener incluso armas de fuego. ‘Nosotros vamos armados con un boli y una libreta’ ha relatado Ricardo Fernández, que es agente medioambiental en la comarca del Bierzo. También han pedido un impulso a la investigación de los incendios, que son en su mayor parte provocados, pero que, a falta de un protocolo y de personal específico, no se investigan sobre el terreno, lo que dificulta la detención de los pirómanos.

    En este sentido los responsables de CCOO han señalado que durante este otoño quizá sea necesario repetir las movilizaciones que ya llevaron a cabo los trabajadores forestales de la Comunidad, más de 2.500 personas repartidas por todo el territorio de Castilla y León, durante la pasada primavera.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.