CCOO de Castilla y León presenta el Observatorio Sindical de las Migraciones en la Comunidad

    Comisiones Obreras de Castilla y León, a través de la Secretaría de Migraciones y Medio Ambiente, y en colaboración con la Delegación Provincial de CCOO de Valladolid, ha presentado el Observatorio Sindical de las Migraciones en Castilla y León. Se trata de un estudio, inmerso en el ámbito del Diálogo Social, que por tercer año consecutivo nuestro sindicato ha realizado con el objetivo de hacer visible la realidad de la población inmigrante en esta Comunidad. Con estos datos se puede hacer un perfil lo más aproximado posible a su realidad de cara a tomar medidas que faciliten su presencia en nuestra tierra, ‘y ayude a desterrar los estereotipos negativos que existen con relación a este colectivo’, remarca Cristina de la Torre Sanz, secretaria regional de Migraciones y Medio Ambiente de CCOO-CyL.

    06/11/2017.
    CCOO de Castilla y León presenta el Observatorio Sindical de las Migraciones en la Comunidad

    CCOO de Castilla y León presenta el Observatorio Sindical de las Migraciones en la Comunidad

    La cita ha tenido lugar durante la mañana de hoy lunes día 6 de noviembre en nuestra sede de Valladolid. Además de la compañera de La Torre, también han estado presentes Gonzalo Franco Blanco, delegado provincial de CCOO de Valladolid, y Cristina Gallardo Gallardo, técnica del Centro de Información para Trabajadores Extranjeros, CITE-CCOO de Valladolid. Además, también se ha llevado a cabo una descripción comparativa de la situación actual de la población inmigrante en la provincia de Valladolid en relación con el resto de las otras ocho existentes en la Comunidad. Adjuntamos el documento relativo a 2017.

    ‘La comunidad inmigrante realiza una aportación decisiva para combatir tres de los problemas estructurales que más atenazan en la actualidad a Castilla y León: el envejecimiento, la despoblación y la dispersión. Por lo que debemos valorar en positivo su presencia en nuestra Comunidad’, indica Gonzalo Franco.

    En cuanto al volumen total de población inmigrante, De la Torre apunta que en estos momentos hay en la Comunidad 121.536 personas extranjeras empadronadas, y 173.399 personas que cuentan con tarjeta de autorización de residencia. ‘El número concreto de inmigrantes estaría entre ambas cifras, pero hay que tener en cuenta que en los últimos cuatro años más de 22.000 extranjeros residentes en Castilla y León se han nacionalizado, con lo cual pierden esa condición aunque su situación en nuestro mercado laboral sigue siendo similar. La tendencia es que siga reduciéndose el número de extranjeros, pero no porque se marchen sino porque se están nacionalizando”, ha aclarado.

    Una población que sí aporta a la Comunidad

    ‘El Observatorio Sindical de las Migraciones en Castilla y León nos sirve para tener datos actualizados, a nivel provincial y autonómico, de la situación socioeconómica de la población de origen extranjero. En este documento no nos centramos en las necesidades que presentan, sino en lo que aportan para aminorar las mayores dificultades y problemas que presenta Castilla y León: el envejecimiento, la despoblación y la falta de oportunidades laborales’, remarca Cristina Gallardo.

    En cuanto al incremento poblacional, según el padrón, a 1 de enero de 2017, la población de origen extranjero representabael 4,40%en Valladolid y el 5% en Castilla y León. Ambas cifras están en continuo descenso desde hace ocho años por dos motivos principalmente. Por un lado, porque al igual que las personas españolas las inmigrantes también buscan un mejor futuro laboral. Y por otro, porque quienes están asentados solicitan la nacionalidad española, como demuestra que entre el año 2013 y primer trimestre de 2016 en Valladolid han adquirido la nacionalidad española 4.545, el número más alto de toda la Comunidad.

    El saldo migratorio (número de inmigrantes menos número de emigrantes) en Valladolid es negativo. Hay más personas que abandonan Valladolid con destino a otro país (-453) y a otra CC.AA. (-975) que las que vienen. Sólo es positivo en quienes vienen de otras provincias de Castilla y León (+493), pero estas llegadas no compensan las anteriores. En el caso opuesto está la Comunidad que en su conjunto ganó 611 gracias a León y Salamanca, con más de 300 llegadas cada uno.

    La población inmigrante rejuvenece el censo de la región. La media de edad de la población vallisoletana es de 45,9 años; 44,5 los hombres y 47,2 las mujeres. La población extranjera tiene la media de edad en 33,7 años; 33,5 los hombres y 34 las mujeres. Más de 12 años de diferencia. La diferencia es aún mayor a niveles autonómicos, donde la diferencia supera los 14 años. La población extranjera mantiene la misma media en la Comunidad (33,7 años) pero la población total está más envejecida, presenta una media de 47,8 años (46,4 los hombres y 49,2 las mujeres).

    Se trata de un grupo poblacional que revitaliza el mundo rural. Dos indicadores de que la población extranjera revitaliza el medio rural son que representa el 4,38% de las personas empadronadas y que el 13,60% de los afiliados al Régimen Especial Agrario son de origen extranjero. Los/as trabajadores/as agrarios y ganaderos/as optan por residir en el municipio donde trabajan o cercano al mismo ya que para desarrollar su trabajo es más fácil residir cerca de la explotación. Una vez asentados llevan a cabo procesos de reagrupación para instalarse con sus familias. ‘Un ejemplo de esto lo tenemos en la localidad vallisoletana de Mayorga de Campos, con la población búlgara’, sostiene Cristina Gallardo.

    Las personas inmigrantes también son las que más sufren el desempleo en esta tierra. El paro es uno de los índices socioeconómicos de la Comunidad que se acentúa en la población extranjera. El número de parados extranjeros registrados según los datos del pasado mes de octubre se sitúa en 14.587 a nivel autonómico, de los que 2.989 son en Valladolid. Y por sectores, el que más población ha enviado al paro en Valladolid ha sido el sector servicios, por el final de la temporada de verano. El 42% de los extranjeros inscritos en el paro procedían de este sector, el 32% del sector agrario, tras la temporada de la vendimia, el 6% de la construcción, el 5,85% del sector industrial y 14,11% de los extranjeros inscritos al paro este último mes no tenía ocupación anterior.

    Y por último, es un colectivo que, mayoritariamente, ocupa aquellos sectores laborales que no quiere la población autóctona. Estas personas ocupan puestos de trabajo temporales y en unas condiciones de gran precariedad. El sector agrícola es el que más desempleo presenta la población extranjera, tanto a nivel de Valladolid, el 34,5% del total de parados en este sector, como a nivel autonómico, con un 28,40%. El sector servicios es el que presenta datos absolutos más altos a nivel provincial y autonómico, pero es el segundo para la población extranjera con un 5,5% en Valladolid y un 6,6% en Castilla y León, seguido de la construcción y la industria.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.