La Diputación de Segovia apoya a las trabajadoras de limpieza de sus centros residenciales

    El responsable de RRHH muestra su malestar por el retraso en el cobro de nóminas y busca solución al problema

    03/12/2019.
    Las trabajadoras reclaman mayor apoyo.

    Las trabajadoras reclaman mayor apoyo.

    La polémica en torno a Tempo Facilty Services, empresa que se encarga del ser vicio de limpieza de las residencias de la tercera edad dependientes de la Diputación provincial de Segovia, continúa. Las trabajadoras reclaman mayor apoyo y la Diputación asegura buscar una solución al problema con la rescisión del contrato con la empresa, asegurando que el retraso repetido en el pago de las nóminas es motivo más que suficiente para romper el contrato que tienen por dos años. Este se firmó el pasado mes de enero de 2019 con esta empresa, por un importe de 986.100,18 euros. Su oferta en el proceso de licitación fue la que mayor puntuación consiguiera de las 16 empresas que concurrieron al concurso.

    Desde el pasado mes de julio, las trabajadoras afectadas, aproximadamente medio centenar, “vienen expresando su malestar con el retraso en los pagos de las nóminas por parte de la empresa, una situación que los administradores de los centros asistenciales siempre han conocido y se han encargado de transmitir a las instancias pertinentes”, según ha explicado Jaime Pérez, el diputado provincial responsable de RRHH, y que por aquel entonces aún no ocupado la cartera de Personal. De este modo, y desde que comenzaron los primeros problemas, “la Diputación se ha posicionado del lado de las trabajadoras y ha requerido a la empresa para que cumplieran puntualmente con sus obligaciones de pago, conscientes de las necesidades económicas y familiares de la mayoría de las limpiadoras”, ha aseverado el diputado que ha insistido en que desde el minuto uno, la institución provincial ha pagado las facturas del servicio, cumpliendo escrupulosamente con el pliego de condiciones.

    Tras la reunión mantenida el pasado día 21 de noviembre, las trabajadoras, durante esa misma tarde, recibieron su nómina, pero eso no ha bastado y continúan reclamando que sea la propia Diputación la que se haga cargo de este servicio y así acabar con el problema de forma definitiva. Fuentes de la propia institución provincial aseguran que no pueden asumir directamente este servicio, de ahí la necesidad de continuar con su externalización.

    Por último y, aunque la Diputación y Tempo Facility firmaron el contrato para dos años, la institución provincial ya está buscando las vías para rescindir este acuerdo y redactar un nuevo pliego para que sea otra empresa la que comience a prestar dicho servicio, teniendo en cuenta las dificultades que parece presentar para pagar las nóminas de su plantilla. La Diputación mantiene el contacto con la empresa para vigilar que cumpla sus compromisos, aunque no puede rescindir unilateralmente el contrato al no llevar las trabajadoras más de tres meses sin cobrar.

    Los problemas de Tempo Facility con sus trabajadores y trabajadoras se extienden por toda España. En Salou los trabajadores ya han ido a huelga y en otras partes las instituciones comienzan a tomar medidas contra su manera de gestionar.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.