CCOO Industria de León conmemora el primer aniversario del éxito de la huelga en Embutidos Rodríguez

    Esta fue el inicio para que más de 400 personas trabajadoras de esta empresa cárnica, que operaban allí desde hace muchos años como falsos autónomos, ya han pasado al Régimen General de Seguridad Social. El 16 de enero del pasado año, supuso “el principio del fin” a los falsos socios cooperativistas y el ocaso de unas relaciones laborales, sin derechos y sin protección social. Este jueves 16 de enero de 2020, echando la vista atrás y después de un año, CCOO Industria puede afirmar que todos los esfuerzos realizados a iniciativa de nuestro sindicato junto a las personas trabajadoras de Embutidos Rodríguez, en el marco de una campaña estatal en contra del fraude y el abuso en el sector cárnico, han dado sus frutos.

    16/01/2020.
    Movilizaciones de Embutidos Rodríguez.

    Movilizaciones de Embutidos Rodríguez.

    Ese día (16 de enero de 2019), que podemos tildar como “hecho histórico” por el que las trabajadoras y trabajadores junto con nuestra organización sindical y ninguna otra más, decidimos iniciar un camino de lucha sin retorno, hasta que consiguiésemos los objetivos de erradicar el fraude, regularizar las completamente abusivas y desproporcionadas condiciones laborales, sustituyéndolas por medio del convenio colectivo estatal de industrias cárnicas, lo logramos.

    Y lo logramos, a pesar de tener en contra aliados del otro sindicato, que buscó la empresa para intentar contrarrestar nuestra acción sindical. Hecho que no alcanzaron y lo que llevaron a cambio, fue un retrato final, ante la sociedad leonesa y ante las personas trabajadoras, de servilismo comunitario empresarial.

    Conviene reconocerles a las personas, tanto a las que a día de hoy trabajan en la empresa con unas condiciones laborales completamente diferentes a las que tenían, como aquellas otras, cuyo desenlace laboral transcurre por otra vía diferente a la mencionada empresa, su valentía y coraje.

    Compañeras y compañeros, que lo dieron todo, hasta la pérdida de su trabajo, por creer que era posible tener las mismas condiciones que el resto de trabajadoras y trabajadores de la industria cárnica, en una comarca con un control férreo por parte de la empresa y lo hicieron defendiendo con su lucha día a día, en cada una de las actividades programadas y otras espontáneas.

    De arriba abajo y de abajo arriba, todas las estructuras orgánicas de CCOO se engranaron a la perfección para enfrentar el fraude y la explotación e hizo gala de una importante solidaridad interna, que culminó con más de 1.000 personas recorriendo las calles en la localidad de La Bañeza manifestándose en aras de erradicar a los falsos autónomos y falsos socios cooperativistas.

    Hoy es un día de balance, que lo hacemos de forma muy positiva por tan ansiado resultado de alcanzar el Régimen General de Seguridad Social para el conjunto de las personas, por el agotamiento de un modelo rancio y arcaico y además, porque a día de hoy, las trabajadoras y trabajadores, pueden organizarse, pueden elegir a sus representantes legales y pueden, libremente afiliarse a CCOO sin que por ello, tengan que padecer represalias ni discriminación alguna.

    Aún queda por hacer, CCOO Industria tiene que asentar este nuevo modelo, en unas relaciones laborales bien armadas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.