CCOO solicita a la Consejería de Sanidad una mejora de la gestión ambiental de los hospitales de Castilla y León

    La Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios y la Secretaría de Medio Ambiente de Comisiones Obreras de Castilla y León están trabajando de forma conjunta para “ecologizar” los centros de trabajo, y en concreto los centros hospitalarios de la Comunidad. Los hospitales generan tantos residuos, consumen tanta energía y gastan tanto agua como todo un pueblo debido al volumen de personas que trabajan en él y acuden como usuarias.

    17/01/2020.
    Diversos momentos de la rueda de prensa celebrada esta mañana en Valladolid.

    Diversos momentos de la rueda de prensa celebrada esta mañana en Valladolid.

    La Administración autonómica debe ejercer un papel ejemplarizante en este capítulo, y la acción sobre los hospitales debería ser prioritaria por el elevado potencial de impacto que tienen sobre el medio y por la relación con la ciudadanía.

    En 2019 Comisiones Obreras llevó a cabo un estudio sobre la gestión de residuos en los principales hospitales de la región, por ser centros que generan gran cantidad y volumen de los mismos. En este momento la economía circular impone una reducción y reutilización de los residuos y vemos relevante saber cómo se está actuando en los diferentes centros hospitalarios de Castilla y León. Este trabajo se ha llevado a cabo por los técnicos de la Secretaría de Medio Ambiente y Migraciones de CCOO-CyL dentro del marco del Acuerdo de Diálogo Social para promover una transición justa frente al cambio climático. El objetivo principal de este acuerdo no es otro que el de “modernizar los centros de trabajo, adaptándonos a las exigencias políticas y sociales en materia medioambiental”.

    Para la realización del estudio se han seleccionado los once centros hospitalarios más grandes existentes en todas las provincias de nuestro territorio. En ellos se ha entrevistado a personal de diferentes servicios y se ha evaluado, a través de un cuestionario, la separación en origen y segregación de los residuos generados en los distintos servicios, con especial atención a los residuos sanitarios.

    Estas visitas han tenido muy buena acogida entre la plantilla, manifestándonos numerosas propuestas y sugerencias para reducir la generación de residuos no sanitarios. Los y las trabajadoras somos las personas que estamos en los puestos de trabajo, de ahí que seamos las que mejor conocemos las posibilidades de mejora en la reducción de la generación de residuos. Sabemos los procesos y protocolos, y vemos cada día los residuos que se generan. Es fundamental, por lo tanto, habilitar cauces de participación donde realizar propuestas de mejora. Algunas de las propuestas concretas que nos han hecho llegar son la reducción de envases y embalajes: en algunos medicamentos que llegan a farmacia; en las prendas y ropa de cama que vienen de la lavandería; la sustitución de bolsas de plástico que se entregan a los pacientes por bolsas de papel, etc.

    Como resultados del informe, en cuanto a la gestión de residuos, cabe destacar de forma positiva que la totalidad de centros cuentan con el respectivo Plan Interno de Gestión de Residuos. Sin embargo, se han detectado carencias en la formación y sensibilización del personal. Se propone una mejora de la formación a todo el personal sanitario y no sanitario sobre la correcta segregación, envasado y etiquetado de los distintos tipos de residuos. Incidimos en que se ponga especial atención a las nuevas incorporaciones, debida a la alta rotación del personal. Del informe se concluye que existe una elevada conciencia ambiental entre la plantilla, pero que hay algunas carencias en formación y existe un claro margen de mejora en la recogida selectiva de residuos.

    Como resultado de esta actuación se ha elaborado un informe que damos a conocer hoy públicamente, y que se ha trasladado a la Consejería de Sanidad de la Junta de CyL con una gran reivindicación: los temas ambientales deben ser objeto de debate y participación en los hospitales. Se abordaríanno sólo el tema de los residuos, sino todo lo que tiene que ver con la eficiencia energética, uso de agua, compras verdes y adquisición de equipamientos y materiales y movilidad.

    “Y otra reivindicación que hemos hecho a la Consejería de Sanidad sería la de dotarse de un plan estratégico de medio ambiente que integre la sostenibilidad en el conjunto de las actividades y que reduzca la huella ecológica de la actividad sanitaria. Este plan estratégico incluiría un plan de acción para los distintos ámbitos: ahorro energético, movilidad sostenible, contratación y compras ecológicas, prevención y gestión de residuos”.

    En Comisiones Obreras de Castilla y León hemos trabajado no sólo en temas de residuos en los hospitales, sino también de movilidad porque son millares las personas, trabajadoras o usuarias, que acuden cada día a estos lugares en la región. En varios centros de trabajo el acceso en vehículo particular supone un problema por la falta de plazas de aparcamiento y la congestión que ello genera. Son ya varios los hospitales donde se está trabajando en un Plan de Movilidad Sostenible, pero pedimos que esta práctica se extienda a la totalidad de los centros hospitalarios existentes en nuestro territorio.

    La existencia de estos planes estratégicos de medio ambiente en todos los hospitales permitiría trabajar al tiempo y ser más eficaces en la ecologización de estos enormes centros de trabajo.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.