CCOO, UGT y CSIF se plantan ante la Junta y no se suman a la negociación de las plantillas de docentes para Valladolid

    Los sindicatos más representativos en el ámbito de la enseñanza en la provincia de Valladolid, CCOO, UGT y CSIF han vuelto a dejar patente durante la mañana de hoy jueves día 6 de febrero que no se van a prestar a la representación de una pantomima mal llamada “negociación” de las plantillas docentes para el próximo curso escolar de 2020-2021. Para ello, cerca de un centenar de representantes de las tres organizaciones sindicales se han concentrado por espacio de media hora frente a la sede del Edificio de Usos Múltiples de la Junta de Castilla y León en Valladolid, lugar donde está la Delegación Provincial de Educación.

    Este acto ha coincidido en el tiempo con la reunión que la Administración educativa provincial y las otras dos organizaciones sindicales sectoriales (Stecyl y Anpe) mantenían para llevar a cabo una negociación de plantillas viciada desde su origen.

    06/02/2020.

    Además de este acto de protesta, los tres sindicatos van a continuar con las movilizaciones por conseguir unas plantillas dignas y que se cumpla lo firmado relativo a las 35 horas semanales. Por todo ello, el próximo 27 de febrero, CCOO, CSIF y UGT han convocado una manifestación en nuestra ciudad con todos los empleados públicos de Castilla y León. La hora aún está por determinar.

    Arropados por una gran pancarta en la que se podía leer “Junta de Castilla y León cumple tus acuerdos, 35 horas ya”, los concentrados ocupaban la escalinata de acceso al edificio público. Durante el tiempo que estuvieron allí no pararon de corear consignas relativas a sus demandas, con un objetivo claro: “que los que estaban dentro representando esta obra escucharan nuestra más firme oposición a lo que se estaba negociando”, señala Pablo Redondo, responsable de CCOO Enseñanza en Valladolid. En medio del acto reivindicativo los portavoces de los tres sindicatos (Jesús Freire por CSIF, Redondo por CCOO y Gerardo García por UGT) leyeron un manifiesto (lo adjuntamos) alusivo a esta problemática.

    Pablo Redondo ha puesto sobre la mesa un ejemplo muy ilustrativo del singular proceder de la Junta en esta materia. “Este curso acaba de ponerse en marcha el instituto de Arroyo de la Encomienda. Ha nacido pequeño, puesto que se arrancó con cuatro unidades por curso y las necesidades eran, como mínimo, de cinco. Que ha pasado, que parte de ese alumnado ha tenido que buscarse la vida en otros centros públicos o acudir a la concertada. Con este dato, y alegando también la baja natalidad, los responsables educativos toman este camino, y eso es un grave error. Por no señalar la apuesta decidida de la Junta a favor de la educación concertado, en vez de la pública”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.