El juzgado le da la razón a CCOO en una demanda contra el INSS de Valladolid por el despido de una trabajadora de Konecta

    Comisiones Obreras quiere poner en conocimiento de la opinión pública el fallo del Juzgado de lo Social Número 2 de Valladolid, en el que nos da la razón en la demanda contra el INSS por el despido de una trabajadora de la empresa Konecta Servicios de BPO. La sentencia reconoce la situación que sufrió esta mujer, afectada de disfonía, y que trabajaba de teleoperadora en dicho centro de trabajo. Y no solo eso, sino que falla con el reconocimiento de su incapacidad permanente total y la consiguiente indemnización. Dicha sentencia se puede recurrir a las instancias judiciales superiores.

    17/02/2020.
    Sede de Konecta en Valladolid.

    Sede de Konecta en Valladolid.

    Ella fue dada de alta tras más de 18 meses de incapacidad transitoria (baja) al considerar que sus lesiones no suponían un grado de disminución laboral suficiente para constituir una incapacidad permanente. Tras el alta e incorporación inmediata al trabajo, ella llevó a cabo un reconocimiento médico laboral que determinó su no aptitud para poder desempeñar su cometido profesional. A raíz de este hecho, la empresa procedió a su extinción laboral.

    Ante este proceder de la Dirección de Konecta, la afectada, asesorada por CCOO, reclama la resolución del INSS. Finalmente, la sentencia 303/2019 de este juzgado viene a declarar la incapacidad permanente total de esta trabajadora para su profesión habitual. Esta sentencia viene a ratificar la tendencia cada vez mas continúa de judicializar por parte de la Administración (INSS) los procesos de incapacidad, que lamentablemente conllevan unos gastos económicos y temporales muy grandes para las personas afectadas. La enfermedad que ocasiona la baja persiste, la empresa procede a rescindir el contrato laboral y las personas trabajadoras no ven una solución, no solo medica, si no también económica a su situación.

    Desde CCOO siempre mantendremos que las personas están por encima de cualquier cosa. Esta tendencia en los procesos de incapacidad, donde la presunción es la negativa a su reconocimiento con excusas tan tribales como que no cumplen los requisitos necesarios, viene a esconder la realidad de los no reconocimientos por carácter económico, o de cuotas para rebajar las estadísticas de incapacidades, de enfermedades y las prestaciones reconocidas. Estas cuestiones, como vemos muchas veces, vienen a tapar los reconocimientos, no solo de la incapacidad permanente, si no de la enfermedad. Incluso en reiteradas oportunidades persiguen esconder el origen laboral de estas enfermedades.

    “Sentencias como éstas son las que vienen ratificar estas situaciones y nuestro compromiso en la defensa de las personas trabajadoras afectadas. Desde CCOO seguimos insistiendo en la necesidad de que las personas trabajadoras sigan denunciando este tipo de comportamiento de las empresas, puesto que nos va en ello nuestra salud, y quién sabe si hasta nuestra vida”, remarca Sheila Mateos, responsable de Salud Laboral de CCOO-CyL.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.