CCOO cree que las administraciones pueden atajar el Covid-19 en los servicios de atención a mayores

    El sindicato CCOO considera que las administraciones públicas pueden intervenir y minimizar la incidencia del coronavirus y que lo hubieran podido hacer antes también si hubieran prestado más atención a los servicios en los que se atiende a nuestros mayores. Esta es la opinión de la secretaria de Políticas Sociales y vivienda de CCOO Castilla y León, Inmaculada de Pablo.

    17/04/2020.
    Foto CCOOCyL.

    Foto CCOOCyL.

    Hay que tener en cuenta que el Covid-19 se ha cebado especialmente en las personas de más edad y que, en Castilla y León, el 80% de los que reciben una prestación por dependencia son atendidos mediante un servicio. Casi la mitad de ellos, más de 50.000 están, o estaban, en una residencia y, prácticamente, otra cuarta parte tenían concedida la Asistencia a domicilio.

    En este sentido, Inmaculada de Pablo ha pedido un Pacto por la Atención a nuestros mayores en Castilla y León ya que, en su opinión, “aún estamos a tiempo de prevenir la futura incidencia de la pandemia entre las personas de más edad si todos ponemos los medios necesarios”. Ha hecho un llamamiento a la Junta de Castilla y León, bajo cuya tutela están las residencias de tercera edad, a Ayuntamientos y Diputaciones Provinciales, que gestionan la Atención a domicilio y algunos centros residenciales propios, a empresas y sindicatos para establecer las medidas precisas para proteger no solo a nuestros mayores, sino también a los trabajadores y trabajadoras que también han sufrido el coronavirus en sus carnes. El Pacto debería cumplir dos objetivos fundamentales, en opinión de Inmaculada de Pablo, “incorporar nuevos servicios, que son necesarios, a la Atención a domicilio e intervenir en las Residencias, especialmente las peor dotadas, para evitar los futuros contagios”.

    Asistencia a domicilio

    Las propuestas de CCOO, realizadas junto a UGT, parten de la base de que la Asistencia a domicilio es ahora más necesaria que nunca. En opinión de Inmaculada de Pablo “está demostrado que permanecer en el domicilio salva vidas”. Para las personas mayores que están pasando este confinamiento en sus casas sería necesario, en opinión de CCOO, que se ampliaran los servicios que presta la teleasistencia, con prestaciones nuevas como la compra de alimentos y medicinas o reforzando el servicio de comida a domicilio. Para CCOO la teleasistencia podría ser también un dique contra la soledad de los mayores confinados y un espacio en el que resolver sus dudas y problemas. Sobre la Asistencia a domicilio CCOO va a pedir que este servicio se preste también a los usuarios y usuarias de los Centros de Día que permanecen cerrados y en los que muchas personas mayores socializaban e, incluso, solucionaban sus necesidades básicas como la comida del mediodía. También se pide que las empresas aseguren el empleo de las personas que prestaban este servicio y, sobre todo, que “les den equipos de prevención que evite la incidencia del Covid-19 tanto en las personas que realizan su trabajo en este sector como en los usuarios y usuarias”

    Residencias de personas mayores

    Para las residencias la solución que propone CCOO es más compleja ya que hay muchos tipos de centros y muchas casuísticas en la afectación que sufren del coronavirus. “Hay un 30% de las personas que viven en residencias que están afectadas, pero no están repartidos uniformemente ya que hay centros con muchos casos y otros que no tienen ninguno” ha reconocido Inmaculada de Pablo. CCOO ya denunció que 12 de las 25 residencias que son de la Junta de Castilla y León acumulaban casi el 90% de los casos, mientras las otras 13 registraban una incidencia mínima o no tenían incidencia. En el caso de las privadas la cuestión se complica por la gran diversidad y dispersión de los centros y la dificultad de realizar las inspecciones, ya que muchas son telefónicas. No obstante, los sindicatos hemos pedido que, ante los casos que ya se han dado, se haga, por parte de la administración, un Plan de Actuación para saber la situación en cada una de ellas y actuar con las medidas que sean necesarias. Entre estas medidas proponemos proveer de equipos de prevención, allí donde no sean suficientes, solventar los problemas organizativos que existan, contratando personal o distribuyéndolo en la medida de las necesidades, asumiendo la dirección, allí donde se ha demostrado que no es la correcta, o, incluso, trasladando de centro a las personas que no pueden ser aisladas en sus lugares de residencia.

    El objetivo, según Inmaculada de Pablo, es que la Junta de Castilla y León lidere una actuación “para hacer un tapón que libere a las personas mayores de la amenaza del Covid-19 y, de paso, que no vuelva a desbordar los servicios sanitarios como ha ocurrido al principio de la pandemia”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.