CCOO vigilará de cerca la seguridad de quienes trabajan en limpieza y ayuda a domicilio

    El proceso de desescalada, y especialmente el paso a la fase 2 previsto para este próximo lunes, va a marcar un antes y un después en la vigilancia de la seguridad y la salud laboral de las personas que trabajan en la limpieza y en la ayuda a domicilio. La responsable de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO Castilla y León, Lourdes Herreros, y la secretaria de Salud Laboral, Sheila Mateos, han alertado de que los delegados y delegadas están ya recabando información sobre las medidas que están adoptando las empresas y que, cualquier incumplimiento se denunciará a la Inspección de Trabajo.

    04/06/2020.
    Fotos CCOOCyL.

    Fotos CCOOCyL.

    La vigilancia se extremará comenzando por las empresas en las que tenemos representación sindical, pero el servicio de prevención de riesgos laborales visitará también el resto de pequeñas y medianas empresas para conocer la situación del sector. De momento, CCOO cuenta con el resultado de una encuesta que se ha realizado en 110 empresas de limpieza y en 6 empresas de ayuda a domicilio y que arroja datos preocupantes. El 73% de las empresas consultadas de limpieza y el 70% de las de ayuda a domicilio no han hecho evaluaciones de riesgos ante la Covid-19. En el caso de las que sí lo han hecho, ha sido una evaluación genérica basada en las medidas establecidas por el Ministerio de Salud, que no ha tenido en cuenta cada puesto de trabajo, un dato importante en el caso de estos dos sectores en los que las trabajadoras, la mayoría son mujeres, atienden servicios muy distintos, pero que nunca son un centro de trabajo de su propia empresa donde ésta pueda establecer las medidas de protección. Esta situación es más clara si cabe en la ayuda a domicilio donde las trabajadores se emplean en uno o varios domicilios particulares y en contacto, además, con personas mayores, muy sensibles a la pandemia.

    Desplazamiento al trabajo

    Sólo el 30% de las empresas, en ambos sectores, ha tenido en cuenta medidas para el desplazamiento al puesto de trabajo, otro de los temas importantes en este momento en el que ha habido, y seguirá habiendo, restricciones en el transporte público y que está obligando a las trabajadoras a emplear más tiempo en llegar a su puesto de trabajo. En este sentido, las responsables de CCOO han señalado que vigilarán también la carga de trabajo con que las empresas están cargando a sus empleadas para evitar la realización de jornadas interminables. Otros de los aspectos que no se han tenido en cuenta es el factor de género y los riesgos psicosociales de este tipo de trabajo. CCOO está negociando con las empresas de todos los sectores jornadas laborales que hagan posible la conciliación de la vida laboral y familiar en un momento en el que los centros escolares y los centros de personas mayores están cerrados.

    Las responsables sindicales han explicado las dificultades para analizar la situación en estos dos sectores, con muchas trabajadoras en ERTE, mientras otras estaban en primera línea de la pandemia trabajando en hospitales o centros de personas mayores, con muchos centros de trabajo distintos, en multitud de empresas con tamaños muy variables y con convenios colectivos diferentes incluso en el ámbito de aplicación. Esto ha motivado que sólo 4 denuncias hayan sido tramitadas ante la inspección de trabajo en estos meses de confinamiento. La situación va a cambiar a partir de ahora en que la desescalada está marcando el regreso de las trabajadoras a sus puestos de trabajo.

    Decálogo de medidas

    Para empezar la Federación de Construcción y Servicios ha elaborado un decálogo de medidas para evitar los riesgos psicosociales, entre los que está el estrés y la ansiedad por las dificultades de llegar a todas las obligaciones laborales en condiciones adversas. Además en el caso de las mujeres se incrementa por su mayor compromiso con los cuidados y las obligaciones familiares en este momento difícil para las familias.

    Además CCOO está formando a las delegadas y delegados para que puedan exigir a las empresas protocolos de actuación frente al Covid-19 y para la correcta evaluación de riesgos laborales. Y ellos y ellas serán quienes alerten de los incumplimientos. Esta tarea será reforzada por las y los visitadores del servicio de prevención de CCOO Castilla y León que acudirán a las empresas donde no tengamos representación laboral.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.