CCOO pide alojamiento seguro para el personal temporero del campo

    Comisiones Obreras ha pedido a los empresarios y a la Administración de Castilla y León que pongan a disposición de las trabajadoras y trabajadores temporeros del campo alojamientos seguros durante las campañas agrícolas que se avecinan. En opinión del sindicato la pandemia obliga a extremar las precauciones sanitarias también con este personal por lo que no se pueden repetir situaciones como las que se han vivido en el pasado con gente durmiendo en la calle, especialmente cuando se trata de familias enteras que acuden a la vendimia con sus hijos e hijas.

    15/06/2020.
    Fotos CCOOCyL

    Fotos CCOOCyL

    Además pedimos que las empresas agroalimentarias no aprovechen la desescalada para reducir el empleo en unas empresas cuyos trabajadores han dado el callo durante todo el confinamiento para garantizar el abastecimiento alimentario.

    La secretaria de Salud Laboral y Juventud de CCOO Castilla y León, Sheila Mateos, ha recodado el ejemplo que han dado los trabajadores y trabajadoras del campo y de las industrias agroalimentarias que han tenido que ir aprendiendo a cuidarse frente al coronavirus mientras mantenían su actividad o, incluso, la incrementaban por el alza de la demanda interna de algunos productos. El secretario general de la Federación de Industria, Gonzalo Díez Piñeles, ha señalado que el caso de las empresas de agroalimentación ha servido para la elaboración de protocolos para otros sectores de la producción, como el químico o el automóvil, cuando han tenido que reincorporarse al empleo. No obstante, la seguridad de trabajadores y trabajadoras agrícolas y agroindustriales no ha sido uniforme en todas las empresas.

    Sheila Mateos ha mostrado el resultado de una encuesta de seguridad frente al coronavirus que se está realizando en todos los sectores de actividad para conocer el grado de prevención que se está dando en nuestra Comunidad. 183 de las 249 empresas de agroalimentación y 22 de las 36 empresas agrícolas han respondido al cuestionario. La conclusión es que han sido los trabajadores que operan en el campo los que han tenido menos riesgos, aunque sólo sea por su trabajo al aire libre y porque los Equipos de Protección Individual ya forman parte de su equipamiento habitual. Sin embargo, los datos indican que apenas el 38% de las empresas agroalimentarias y el 27% de las del sector agrario han realizado una evaluación de los riesgos por la Covid-19. Esto demuestra que en la mayoría de los casos los servicios de prevención de riesgos, obligatorios en todos los centro de trabajo, se han inhibido de realizar su trabajo y las empresas han tenido que prevenir únicamente con las medidas transmitidas por el Gobierno.

    Con la obligatoriedad de mantener la actividad para llevar los alimentos a la mesa, este es uno de los sectores menos afectados por los ERTES. En todo el sector se han registrado 85 por fuerza mayor y 30 por motivos organizativos. Sheila Mateos ha señalado que, en estos casos se ha tratado de empresas que, por su tamaño o por el tipo de actividad que realizan no han podido garantizar la separación suficiente entre sus trabajadores y trabajadoras para prevenir los contagios. Gonzalo Díez Piñeles ha explicado que en algunos sectores, como el de lácteos o derivados de la harina, incluso ha habido picos de empleo por la gran demanda existente en los primeros momentos de la pandemia. El secretario general de la Federación de Industria ha exigido a las empresas que, en el futuro, cuando quizá se reduzca el consumo interno, no caigan en la tentación de reducir el empleo. Gonzalo Díez Piñeles ha destacado que se trata de trabajadores y trabajadoras que han dado todo de sí mismas durante la pandemia para abastecer de alimentos a la sociedad y a los que ha querido mostrar su agradecimiento.

    También ha exigido medidas de prevención para el futuro inmediato cuando las campañas de poda en verde, de la plantación de la fresa o de la vendimia traigan a Castilla y León los trabajadores y trabajadoras temporeros. Gonzalo Díez Piñeles ha exigido que se organice con tiempo el alojamiento de estas personas en condiciones higiénicas aceptables para evitar que se extiendan los contagios y se puedan dar las situaciones lamentables que hemos vivido en otras campañas. Como ejemplo ha dicho que “este año no vale abrir polideportivos” para alojar a la gente. También ha vuelto a pedir a los empresarios que realicen contratos individuales y sobre el terreno para evitar el trabajo de grupos organizados que traen personal temporero de otros países en unas condiciones de vida lamentables.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.