Los datos del paro registrado durante el mes de julio reflejan una inesperada mejoría

    Los datos del paro registrado durante el pasado mes de julio, con la que está cayendo con la COVID-19, han sido positivos. El desempleo desciende en 10.158 personas en Castilla y León, y la afiliación a la Seguridad Social aumenta en 16.191, si bien no son suficientes para recuperar todo lo perdido por la pandemia, julio cuenta con casi 5.400 personas afiliadas menos que en el mes de febrero, último mes que podría considerarse precovid-19, y cuenta aún con aproximadamente 29.500 afiliaciones menos que hace un año.

    04/08/2020.
    CCOO-CyL.

    CCOO-CyL.

    El verano ha comenzado y el mercado de trabajo está recuperando alguna de las constantes que suele mostrar, entre ellas la estacionalidad del empleo veraniego. La hostelería y el comercio, las ramas de actividad que suelen ganar empleo en verano, también lo han hecho durante el mes de julio, además de la sanidad y servicios sociales, administración pública y actividades administrativas. Pero, mucha de la ganancia importante de afiliación que se ha visto en julio se debe a nuevas contrataciones que se han retenido en los meses anteriores y que en circunstancias normales se habrían hecho antes, aspecto que por otra parte contrasta con la gran cantidad de personas que continúan en Erte a día de hoy.

    Por otra parte, como ya venimos afirmando en los meses anteriores, los Erte están sujetando el mercado laboral. Más de 200.000 trabajadores y trabajadoras han pasado por los Erte de suspensión o reducción de jornada en la Comunidad durante estos tres meses, que no computan como “paro registrado”, ya que siguen en alta dentro de la Seguridad Social y a la vez perciben prestaciones de desempleo. De la misma forma, la prestación por cese de actividad de las personas autónomas, cerca de 75.000 que están suspendidos en Castilla y León, y tampoco computan como paro registrado.

    Siguen siendo datos completamente excepcionales, diferentes a lo ocurrido en el mismo mes de años anteriores, producidos evidentemente por los efectos del coronavirus y la declaración del estado de alarma, con el confinamiento y cierre de las empresas, cuyos efectos se han notado de una manera relevante en el mercado laboral. En los próximos meses se verá cómo evoluciona el desempleo, así como las cifras de afiliación a la Seguridad Social. En ello tendrán mucho que ver la evolución de la pandemia y la recuperación del mercado nacional e internacional. Todo hace indicar que en los meses siguientes se producirán problemas en las empresas y en el mantenimiento del empleo.

    Con estos datos, en Castilla y León, el paro registrado se eleva hasta la muy alta cifra de 155.323 personas, y la tasa de paro registrado alcanza el 14,7%. La afiliación total en nuestra Comunidad es de 909.436 personas. El descenso del paro en España sitúa la cifra en 3.773.034 personas paradas registradas en las oficinas de empleo. La tasa de paro registrado llega al 17,2%. El dato de afiliación total en España es de 18.785.554 personas afiliadas.

    El dato interanual del paro registrado y de afiliación a la Seguridad Social de julio queda completamente desfigurado y fuera de cualquier consideración lógica. El paro registrado aumenta en nuestra Comunidad en 23.350 personas, y en España en 761.601. En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social en Castilla y León hay 29.512 afiliados menos, y en España menos 747.657 que hace un año.

    Los contratos registrados se han disparado con respecto a los meses anteriores, aunque siguen siendo temporales en su inmensa mayoría, el 92,4% del total. Los indefinidos fueron solo 5.921, lo que suponen el 7,6% del total. En España alcanzan el 9,2%; además en este mes de julio, por las circunstancias especiales ha subido ya al 33,3% los contratos a tiempo parcial.

    Las personas desempleadas perceptoras de prestaciones en el mes de junio (va con un mes de retraso) son 150.925 en nuestra Comunidad, por tanto, hay aproximadamente 55.000 personas inscritas que no perciben prestaciones de desempleo. En España son cerca de 1.200.000 las que no reciben prestación alguna. Hay en Castilla y León autónomos perceptores del cese de actividad, que son aproximadamente 74.875 personas.

    Qué reclamamos a los Gobiernos Central, Autonómico y a la patronal

    A todos ellos les reclamamos desde CCOO que apuesten claramente por cubrir las necesidades de las personas trabajadoras y de la ciudadanía en general, a través de las prestaciones económicas necesarias y por medio de la prestación de servicios de todo tipo, en este ámbito del que hablamos, de todos aquellos que ayudan a paliar la situación de desempleo masivo que se avecina en los próximos meses. Pedimos políticas de empleo coherentes, necesarias y expansivas que estén encaminadas a insertar y reinsertar, lo antes posible, a las personas desempleadas en la actividad productiva y de servicios.

    Hay que apoyar al tejido productivo, a las empresas y autónomos en todo aquello que se pueda y se deba hacer para salir cuanto antes de la situación actual. Al mismo tiempo, hay que hacer cumplir las normativas laborales y fiscales debidamente en todos los ámbitos de actuación económica y laboral.

    Por todo ello, CCOO seguirá reclamando al Gobierno de España para salir de la crisis de manera más coherente y justa lo siguiente:

    La “derogación” de la reforma laboral y la construcción de unas nuevas relaciones laborales.La definitiva tramitación por ley de una “renta mínima de inserción”.Una mejora sustancial de las normativas sobre Protección al desempleo, y una mejora sustancial del IPREM.La modificación de las normativas sobre contratación.Una reforma fiscal progresiva,

    En cuanto al Gobierno de la Junta de Castilla y León, CCOO sigue reclamando en este ámbito la puesta en marcha completa de todos los compromisos contenidos en las materias acordadas, en especial todas las políticas activas de empleo para el año 2020 (Papecyl 2020); el cumplimiento del Acuerdo sobre el Servicio de Relaciones Laborales (SERLA), en relación a la extensión territorial, cuanto antes, así como de las medidas del último acuerdo del Diálogo Social sobre “Medidas extraordinarias para la protección de trabajadores/as, a las empresas, a las familias y a las personas vulnerables con motivo de la crisis de la Covid-19”.

    CCOO también pide a la Junta de Castilla y León que refuercen los registros públicos a los que están acudiendo masivamente las personas que tienen derecho a solicitar las ayudas complementarias a los ERTE en nuestra Comunidad. Nuestro sindicato ha hecho todo lo posible para que las ayudas lleguen a todas las personas que hubieran podido cobrarlas de respetarse el acuerdo firmado, y seguirá intentándolo en las mesas de negociación. Desde CCOO no estamos de acuerdo con un procedimiento en competencia que permitirá cobrar la ayuda solo a los primeros que la soliciten. Igualmente nos parece poco adecuado el plazo de solicitud, tan sólo entre el 3 y el 17, en pleno mes de agosto.

    Asimismo, seguiremos reclamando a la patronal que cumpla con todos los compromisos del IV Acuerdo Marco para el Empleo y Negociación Colectiva, que permita llegar en el año 2020 con un salario mínimo en convenio de 14.000 euros, con subidas anuales que tiene que estar en torno al tres por ciento, así como compromisos claros en torno a las materias que les hemos planteado sobre los Planes de Igualdad y de la Formación en la negociación colectiva.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.