Política de cookies

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón 'Aceptar' o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón 'Configurar cookies'

Para más información consulta nuestra Política de cookies

Configuración de cookies

Desde aquí puede activar o desactivar las cookies que utilizamos en este sitio web, a excepción de las de técnicas, que son imprescindibles. Si no selecciona ninguna opción, equivale a rechazar todas las demás cookies.

Cookies técnicas y de sesión, estrictamente necesarias

Sesión: PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_*

Permiten mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web, son imprescindibles

Técnica: config

Guarda la configuración de cookies seleccionada por el usuario

Cookies de terceros

Google Analytics: _gat, _gid y _ga

Utilizamos estas cookies para obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Están gestionadas por Google, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Facebook: _fbp

Cuando mostramos información incrustada de la red social Facebook, se genera automáticamente esta cookie. Está gestionada por Facebook, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Twitter: eu_cn, ct0, guest_id y personalization_id

Cuando mostramos información incrustada de la red social Twitter, se generan automáticamente estas cookies. Están gestionadas por Twitter, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Política de cookies

COMISIONES OBRERAS DE CASTILLA Y LEON informa que este sitio web usa cookies para

  1. Asegurar que las páginas web puedan funcionar correctamente

  2. Recopilar información estadística anónima, como qué páginas ha visitado la persona usuaria o cuánto tiempo ha permanecido en el sitio web.

  3. Mostrar contenido de redes sociales, siempre relacionado con información de la organización de CCOO.

Informamos que contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la de CCOO que podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

A continuación encontrará información detallada sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este sitio web, cómo puede desactivarlas en su navegador y cómo bloquear específicamente la instalación de cookies de terceros.

  1. ¿Qué son las cookies?

    Las cookies son archivos que los sitios web o las aplicaciones instalan en el navegador o en el dispositivo (smartphone, tablet o televisión conectada) de la persona usuaria durante su recorrido por las páginas del sitio o por la aplicación, y sirven para almacenar información sobre su visita.

    El uso de cookies permite optimizar la navegación, adaptando la información y los servicios ofrecidos a los intereses de la persona usuaria, para proporcionarle una mejor experiencia siempre que visita el sitio web.

  2. Tipología, finalidad y funcionamiento

    Las cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando la persona usuaria cierra el navegador. Las segundas expiran cuando se cumple el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que la persona usuaria se mantenga identificada en el sitio web) o bien cuando se borran manualmente.

    Adicionalmente, en función de su objetivo, las cookies utilizadas pueden clasificarse de la siguiente forma:

    • Estrictamente necesarias (técnicas): Son aquellas imprescindibles para el correcto funcionamiento de la página. Normalmente se generan cuando la persona usuaria accede al sitio web o inicia sesión en el mismo y se utilizan para identificarle en el sitio web con los siguientes objetivos:

      • Mantener la persona usuaria identificada de forma que, si abandona el sitio web, el navegador o el dispositivo y en otro momento vuelve a acceder a dicho sitio web, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse

      • Comprobar si la persona usuaria está autorizada para acceder a ciertos servicios o zonas del sitio web

    • De rendimiento: Se utilizan para mejorar la experiencia de navegación y optimizar el funcionamiento del sitio web

    • Analíticas: Recopilan información sobre la experiencia de navegación de la persona usuaria en el sitio web, normalmente de forma anónima, aunque en ocasiones también permiten identificar de manera única e inequívoca a la persona usuaria con el fin de obtener informes sobre los intereses de la persona usuaria en los servicios que ofrece el sitio web.

    Para más información puedes consultar la guía sobre el uso de las cookies elaborada por la Agencia Española de Protección de Datos en https://www.aepd.es/sites/default/files/2020-07/guia-cookies.pdf

  3. Cookies utilizadas en este sitio web

    A continuación, se muestra una tabla con las cookies utilizadas en este sitio web, incorporando un criterio de "nivel de intrusividad" apoyado en una escala del 1 al 3, en la que:

    Nivel 1: se corresponde con cookies estrictamente necesarias para la prestación del propio servicio solicitado por la persona usuaria.

    Nivel 2: se corresponde con cookies de rendimiento (anónimas) necesarias para el mantenimiento de contenidos y navegación, de las que solo es necesario informar sobre su existencia.

    Nivel 3: se corresponde con cookies gestionadas por terceros que permiten el seguimiento de la persona usuaria a través de webs de las que COMISIONES OBRERAS DE CASTILLA Y LEON no es titular. Puede corresponderse con cookies donde se identifica a la persona usuaria de manera única y evidente.

    TABLA DE COOKIES UTILIZADAS
    CookieDuraciónTipoPropósitoIntrusividad
    PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_* Sesión Imprescindibles Mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web 1
    config 1 año Imprescindibles Guardar la configuración de cookies seleccionada por el usuario 2
    Google Analytics (_gat, _gid y _ga) 24 horas Analítica, de terceros (Google) Permitir la medición y análisis de la navegación en las páginas web 3
    Facebook (_fbp) 3 meses Terceros (Facebook) Mostrar información incrustada de la red social Facebook 3
    Twitter (eu_cn, ct0, guest_id, personalization_id) Sesión Terceros (Twitter) Mostrar información incrustada de la red social Twitter 3

    Desde los siguientes enlaces puedes consultar la política de cookies de terceros: Política de cookies de Google, Política de cookies de Facebook, Política de cookies de Twiter

  4. Deshabilitar el uso de cookies

    La persona usuaria en el momento de iniciar la navegación de la web, configuró la preferencia de cookies.

    Si en un momento posterior desea cambiarla, puede hacerlo a través de la configuración del navegador.

    Si la persona usuaria así lo desea, es posible dejar de aceptar las cookies del navegador, o dejar de aceptar las cookies de un servicio en particular.

    Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las Opciones o Preferencias del menú del navegador.

    La persona usuaria podrá, en cualquier momento, deshabilitar el uso de cookies en este sitio web utilizando su navegador. Hay que tener en cuenta que la configuración de cada navegador es diferente. Puede consultar el botón de ayuda o bien visitar los siguientes enlaces de cada navegador donde le indicará como hacerlo: Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari

    También existen otras herramientas de terceros, disponibles on-line, que permiten a la persona usuaria gestionar las cookies.

  5. ¿Qué ocurre al deshabilitar las cookies?

    Algunas funcionalidades y servicios pueden quedar deshabilitados, tener un comportamiento diferente al esperado o incluso que se degrade notablemente la experiencia de navegación de la persona usuaria.

  6. Actualización de la Política de cookies

    COMISIONES OBRERAS DE CASTILLA Y LEON puede modificar esta política de cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a la persona usuaria que la visite periódicamente.

    Cuando se produzcan cambios significativos en esta política de cookies, se comunicará a través de la web.

Aviso a navegantes

    Articulo de Opinión en Infolibre de Nicolás Sartorius que  preside el Consejo Asesor de la Fundación Alternativas; es abogado y escritor y su último libro se titula 'La Nueva Anormalidad' (Editado por Espasa).

    16/01/2023.
    Imagen Infolibre.

    Imagen Infolibre.

    I. Uno de los primeros experimentos conocidos en Europa Occidental de un gobierno de coalición formado por un partido de derechas con otro de extrema derecha se ha dado, ironías del destino, en las tierras comuneras de Castilla y León. Un presidente del PP y otro de Vox gobiernan esa querida comunidad desde abril de 2022. Por jugarretas del “azar”, la política laboral le ha tocado en mala suerte a un representante de Vox. Pues bien, no han transcurrido apenas diez meses cuando el referido gobierno ha puesto en acción una serie de medidas con la aviesa intención de debilitar a los sindicatos y su capacidad de negociación.

    Al mismo tiempo, está intentando laminar la paciente arquitectura de diálogo social que se había levantado en los últimos años. Así, se están incumpliendo los acuerdos firmados por el anterior gobierno del PP, que afectan a los servicios a la ciudadanía, a la protección y atención a los migrantes; se suprimen las subvenciones para asegurar el funcionamiento y participación de las organizaciones sociales en los diferentes órganos de consulta institucional; se anula el programa de prevención de riesgos laborales, que venía funcionando desde hace 20 años; se lamina el programa de orientación para personas desempleadas, al igual que el de formación de los representantes de trabajadores y empresarios para el ejercicio del diálogo social y la negociación colectiva; se reduce la financiación dedicada a los instrumentos de negociación y conciliación de conflictos laborales extrajudiciales; se derogan los programas de contratación, por las entidades locales, de los agentes de igualdad —incluidos los de género—. Es decir, en poco más de medio año está prácticamente roto el diálogo social, cuando la Comunidad de Castilla y León se había caracterizado, en el pasado, por todo lo contrario.

    La verdad es que no debería extrañar la velocidad de tales destrozos si tenemos en cuenta que el flamante vicepresidente voxero de la Junta declaró, en su día, que “lo que no creemos en absoluto necesario es que haya que comprar la paz social apesebrando a los agentes sociales con millones de euros. Tanto los partidos políticos como los sindicatos, como la patronal, no son un fin en sí mismos, son una herramienta”. No sé si el señor vicepresidente se ha leído los artículos 6 y 7 de la Constitución, pero si tuviese la bondad de hacerlo comprendería que son instituciones esenciales de nuestro sistema político, sin las cuales no hay democracia que valga. Por eso mismo, me he permitido titular este modesto artículo como “aviso a navegantes”, aunque también podría haberlo rotulado con “el que avisa no es traidor” o “que nadie se llame a engaño”. Porque se trata de una seria advertencia de lo que sucedería, multiplicado por varios guarismos, si en las próximas elecciones locales, autonómicas o generales se formasen gobiernos de similar textura, tenor, naturaleza o carácter.

    II.- Debo reconocer que no se trata de un fenómeno totalmente nuevo, pues conviene recordar que lo primero que hizo la señora Thatcher —tan querida y alabada por nuestros liberales de andar por casa— cuando llegó al gobierno británico fue laminar a los sindicatos. Una operación previa imprescindible para poder imponer, a continuación, medidas antisociales de diferente factura, tamaño, naturaleza o alcance. Lección que aprendieron, de inmediato, nuestros gobiernos conservadores-liberales de centro-derecha, cuando aprobaron la famosa contrarreforma laboral, que cual auténtico obús o misil impactó en la línea de flotación de la capacidad de negociación de los sindicatos.

    Que un partido democrático, que ha gobernado España y pretende hacerlo en el futuro, manifieste ese rechazo, repudio o veto a todo lo que sea recordar, dignificar y reconocer aquello que significó la lucha por las libertades me resulta incomprensible

    Un verdadero contrataque contra los derechos sociales que solamente se ha empezado a corregir gracias a la reciente reforma laboral puesta en marcha por este baqueteado gobierno progresista, aunque me temo que una parte del personal sufridor aún no se ha enterado. Sin embargo, no han quedado aquí los elementos de la ofensiva derecha-ultraderecha. Junto a la erosión de la fuerza sindical siempre va, cual hermano siamés, el otro objetivo/mantra de la irrestricta, desconsiderada o soliviantada derecha, es decir, bajar los impuestos sin ton ni son. Lo que, se diga lo que se diga o como se diga, es lo mismo que reducir el “salario indirecto” —la sanidad, la educación etc. ,etc.—, aunque personas muy distraídas no se percaten o piensen lo contrario. No hay más que comprobar lo que ocurre, por ejemplo, con la atención primaria en la Comunidad de Madrid –el ‘trumpismo’ de la Puerta del Sol– y otros lugares, al reducirse las inversiones en tan decisivo menester. No sé si se han percatado de que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha calcado a la señora Thatcher en el tratamiento que la premier inglesa recetó a los mineros ingleses, y aquella está propinando a los sanitarios madrileños. Esto es, negarse a negociar en serio con el fin de agotar a los trabajadores e intentar que la huelga fracase. Una táctica de manual de las fuerzas más conservadoras de cualquier hemisferio: vale todo a fin de evitar que la movilización alcance sus objetivos. Espero que los sanitarios madrileños aguanten el tirón y, por el bien de todos, logren sus justas pretensiones.

    La tercera diana u objetivo de estas inéditas coaliciones de las derechas son ciertos derechos de ciudadanía, de tercera generación, que se refieren principalmente a las mujeres, al medio ambiente o a los colectivos LGTBI y otras minorías, históricamente machacadas. En esta dirección, las declaraciones del vicepresidente castellano y leonés son un poema, cuando afirma que la “violencia no tiene género”, cuando habla de “adoctrinamiento ideológico en las aulas”, o cuando, ante el Comité Europeo de las Regiones, le criticó por su “catastrofismo climático” o que la “ingeniería social verde” está debilitando la democracia.

    III.- Ahora bien, donde realmente coinciden todas las derechas es en su fobia contra la memoria democrática. Es sintomático que cuando, por fin, después de más de cuarenta años de democracia, un gobierno español se decide a reparar el indigno olvido de las víctimas de la dictadura y recordar lo que aquel régimen liberticida significó, los líderes de las derechas hispanas afirmen que lo primero que harán al llegar al gobierno es derogar las leyes de la memoria. Que un partido como Vox pregone a los cuatro vientos esta intención tiene toda su lógica, pues no se han recatado en afirmar que los culpables de la guerra civil fueron las izquierdas y nunca han condenado claramente a la dictadura. Pero que un partido democrático, que ha gobernado España y pretende hacerlo en el futuro, manifieste ese rechazo, repudio o veto a todo lo que sea recordar, dignificar y reconocer aquello que significó la lucha por las libertades me resulta incomprensible. A no ser que piensen que son los herederos de las fuerzas que trajeron, implantaron y sostuvieron aquella nefanda dictadura y que entre sus antepasados políticos no hubo nadie que combatiera para traer la democracia a España. Lo que, en mi opinión, no es cierto, pues hubo liberales, democristianos, monárquicos o conservadores –no demasiados– que se opusieron al dictador, e incluso sufrieron represalias.

    En todo caso, como vulgarmente se dice, “el que avisa no es traidor”: se avisa, por lo tanto, de que si en el futuro ganan las derechas, las mejoras laborales, los avances sociales, los nuevos derechos civiles, el Estado de bienestar y una memoria decente sobre nuestro ominoso pasado sufrirán las consecuencias, pues ya se nos ha advertido de que todas esas leyes o reformas, que tanto han costado, serán derogadas sin piedad.