CCOO culpa al ministro del fracaso de LexNet tras una nueva caída por ciberataque

    El pasado jueves tuvo lugar la comparecencia del ministro Catalá ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados para explicar los fallos de LexNET producidos a finales de julio. No habían pasado 24 horas, cuando este viernes, primer día hábil para realizar notificaciones y presentar escritos y demandas de forma telemática, LexNET sufrió, entre las 11 y las 15 horas, 5 ataques cibernéticos masivos desde servidores ubicados fuera de España. El enésimo fallo de LexNet, por desgracia, no pilla de sorpresa a casi nadie y, lo que es peor, los expertos dicen que volverá a fallar o lo 'hackearán', porque tiene agujeros gravísimos.

    04/09/2017.
    Juzgados de Valladolid

    Juzgados de Valladolid

    CCOO denuncia que la implantación de las nuevas tecnologías en la Administración de Justicia, se está haciendo a pedales, porque siguen sin que las aplicaciones informáticas judiciales funcionen de forma mínimamente aceptable, siguen sin estar integradas, se cuelgan constantemente, son lentas, los equipos informáticos son obsoletos, no hay la adecuada información ni formación para el personal, los medios materiales son insuficientes, y no existe la adecuada plantilla en las oficinas de registro y reparto. A pesar de los gravísimos errores y problemas de LexNET el Ministerio ha decidido invertir 55 millones de euros en la imperfecta herramienta que soporta la Justicia Digital.

    Para CCOO Justicia Valladolid ha sido una oportunidad perdida para asumir el problema existente y plantear mejoras en la comunicación de fallos y gestión de nuevas versiones, con participación de todos los operadores jurídicos.

    LexNET no funcionó a finales de julio ni a primeros de septiembre, y eso a pesar de las directrices dictadas por el Ministerio de Justicia para que a lo largo de la primera semana de septiembre, se le asignara un día concreto a cada juzgado para poder notificar, con un tope diario de notificaciones, y así no hacerlo a la vez con todo el volumen de trabajo realizado durante el mes de agosto, con la única finalidad de que la aplicación no se volviese a caer, dado que el propio ministerio no confía en la fortaleza de la misma.

    La falta de planificación, la improvisación, la falta de planes sistematizados de formación del personal, la indefinición de funciones de cada cuerpo y puesto de trabajo, y la insuficiencia de medios del CAU -Centro de Atención del Usuario-, acarrea que el funcionamiento de la administración de justicia se esté resintiendo. Sólo el esfuerzo, compromiso y responsabilidad del conjunto de los trabajadores de la Administración de Justicia, está permitiendo un mínimo funcionamiento para poder prestar un servicio de calidad a los ciudadanos.

    Sin medios materiales y tecnológicos adecuados NO es posible una JUSTICIA DIGITAL.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.