CCOO critica la irracionalidad del Ministerio por tener todo agosto sin notificar las actuaciones judiciales realizadas

    Comisiones Obreras de Valladolid, a través de la Sección de Justicia de la Federación de Servicios a la Ciudadanía, quiere poner de manifiesto ante la opinión pública la irracionalidad del proceder de la Administración de Justicia al mantener todo un mes inhábil para notificar las actuaciones realizadas durante este mes de agosto. Transcurrido todo este tiempo inhábil para la mayor parte de las actuaciones judiciales, desde el Ministerio de Justicia, por medio de las Secretarías de Gobierno de los Tribunales Superiores de Justicia, se ha dictado una circular para notificar cómo proceder a realizar los actos de comunicación con la aplicación LexNET, a partir del primer día hábil del próximo mes de septiembre.

    29/08/2018.
    CCOO critica que la actividad judicial del mes de agosto no se traslade a las partes por ser un mes inhábil.

    CCOO critica que la actividad judicial del mes de agosto no se traslade a las partes por ser un mes inhábil.

    ‘Desde CCOO seguimos exigiendo un sistema seguro, moderno y fiable para la implantación de las nuevas tecnologías en la Administración de la Justicia, reconociendo a sus integrantes las funciones asumidas que han modificado las condiciones de trabajo. Sólo el esfuerzo, compromiso y responsabilidad del conjunto de los trabajadores de la Administración de Justicia, está permitiendo un mínimo funcionamiento para poder prestar un servicio de calidad a los ciudadanos. Sin medios materiales y tecnológicos adecuados no es posible una justicia digital’, garantiza el portavoz del Sector de Justicia de Comisiones Obreras en Valladolid, Raúl Franco.

    Con esta circular se pretende evitar que la acumulación masiva de notificaciones producidas durante este mes de agosto, periodo en el que se ha seguido trabajando en los órganos judiciales, lleve a que la plataforma LexNET ‘se caiga’ por enésima vez. Por eso se indica que ‘el propio sistema impedirá que se supere en más de un 50% al día el volumen de salida ordinario de actos de comunicación y, si técnicamente no fuera posible, los responsables del envío adoptarán las medidas necesarias a tal fin, repartiendo de forma gradual el exceso acumulado en remisiones consecutivas durante los cinco días posteriores al periodo de inhabilidad’.

    Continúa la circular poniendo de manifiesto que ‘si no es posible, procede distribuir los órganos judiciales para la práctica de las notificaciones que se hayan generado a fecha 1 de septiembre, tras la inhabilidad del mes de agosto’. Y se establecen los días en que cada juzgado debe notificar las actuaciones realizadas durante el mes de agosto.

    Desde CCOO seguimos pensando que esta no es la solución. Así, el trabajo realizado durante las semanas de agosto que no se ha podido notificar, resulta que se verá aún más retrasado al tener que notificar cada juzgado en el día que se le indique y esperar a la semana siguiente para realizar el resto de notificaciones, y siempre que no se supere el cupo máximo diario.

    ‘Confían tan poco en la capacidad de la aplicación LexNET que tienen que estar así, poniendo límites a su utilización por temor a que no funcione correctamente, perjudicando el trabajo diario de los juzgados y fiscalías, y en definitiva, perjudicando al ciudadano al que se le debe prestar un servicio público de calidad’,manifiesta el delegado de CCOO en la Administración de Justicia, Raúl Franco.No existe un sistema seguro al 100%, pero ello no implica que no haya obligaciones de diligencia; la seguridad informática requiere continua actualización.

    ‘Habrá notificaciones de actuaciones realizadas el pasado día 1 de agosto que no serán recibidas por los procuradores y abogados hasta el próximo día 10 de septiembre, y estas no son formas de trabajar en el año 2018. La Administración de Justicia no se paraliza en las oficinas judiciales durante el mes de agosto’, continúa relatando el delegado sindical de Comisiones Obreras.

    ¿A quién beneficia estos periodos tan largos declarados inhábiles que conllevan luego estos métodos de notificar de forma paulatina que retrasa aún más el trabajo? Al ciudadano no, y a los integrantes de la Administración de Justicia, tampoco.

    El ex ministro Catalá, hace ahora un año, manifestó que LexNET estaba ‘obsoleto’ y reconoció que no creía que LexNet fuera una herramienta de extraordinario futuro tecnológico, tiene los años que tiene y viene de cuando viene, tiene ya trece años y seguramente habrá que evolucionarlo. Es más, anunció que se trabajaba en un nuevo sistema basado en un concepto de escritorio profesional donde los profesionales internos y externos tengan sus herramientas de última generación. Por desgracia, sobre esta herramienta se atrevieron a poner en marcha el proyecto de la Justicia Digital y que pivotase todo sobre él.

    ‘Un año más tarde seguimos en el mismo punto, por eso requerimos a la nueva ministra de Justicia, Dolores Delgado, para que impulse de modo adecuado las nuevas tecnologías en la Administración de Justicia, con un sistema seguro y fiable, reconociendo al personal las nuevas funciones que se desarrollan derivadas de la modificación de las condiciones de trabajo’, subraya Raúl Franco.

    Así está siendo la implantación de las nuevas tecnologías en la Administración de Justicia, ‘a pedales’. ‘Aún seguimos sin que las aplicaciones informáticas judiciales funcionen de forma aceptable, siguen sin estar integradas, son lentas, no hay la adecuada información ni formación para el personal -con menos formadores y menos informáticos-, y no existe la adecuada plantilla en las oficinas de registro y reparto. Una serie de problemas que dificultan el día a día en los juzgados, que está llevando a la indignación, hartazgo y desesperación a la hora de trabajar’, remarca nuestro compañero.

    ¿Dónde quedó el Consejo Asesor para a Innovación en la Justicia, compuesta por trece profesionales ‘de primer nivel’ del mundo de la empresa, el emprendimiento o la tecnología y que asistiría a la Administración de Justicia en el ‘diseño y ejecución de programas de innovación’?, nos preguntamos desde el Sector de Justicia de Comisiones Obreras en Valladolid.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.