CCOO va a Europa para que no se pueda deslocalizar una empresa como Vestas que tiene beneficios

    Representantes de Comisiones Obreras, con el secretario general, Vicente Andrés, a la cabeza, estarán la próxima semana en Bruselas para explicar a las instituciones europeas en caso de la fábrica leonesa de Vestas. La multinacional danesa pretende cerrar el centro de trabajo de Villandangos de Abajo, con 370 trabajadores, a pesar de tener beneficios y de haber contado con ayudas europeas por valor de unos 13 millones de euros. Por eso, el sindicato participa en una delegación de Castilla y León, que acude desde el lunes a las instituciones europeas a exigir el mantenimiento de los puestos de trabajo en una provincia, la leonesa, muy castigada, sobre todo, por el cierre de la minería.

    21/09/2018.

    La Delegación que aterrizará el lunes en Bruselas tiene previsto entrevistarse con el CES europeo y con los eurodiputados españoles. El objetivo de Comisiones Obreras es reforzar una solicitud que ya se ha planteado, con motivo del cierre de Lauki, en el Parlamento Europeo: la necesidad de eliminar las ayudas europeas a las empresas que deslocalizan sus centros de trabajo. “Hay que combinar la libertad de mercado con la responsabilidad empresarial” ha dicho el secretario general de CCOO Castilla y León, Vicente Andrés, quien cree que Europa tiene mucho que decir en la regulación del comportamiento de las empresas en el viejo continente. Por eso el conflicto de Vestas se va a internacionalizar con la visita a Bruselas en la que participan también la Consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo y la Delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Báscones. Los representantes sindicales que viajan a Europa se completan con el secretario general de la Federación de Industria de CCOO Castilla y León, Gonzalo Díez, el presidente del Comité de Empresa por CCOO, Juan Francisco García y David Crespo, delegado de CCOO en Vestas.

    La delegación llevará a las instituciones europeas una declaración de los miembros del Consejo del Diálogo Social en la que se pide que los organismos europeos impidan, mediante una regulación, el cese de actividades sin razones objetivas o sin garantizar, al menos, que promueven la reindustrialización de la zona que abandonan. Esto pasa, en opinión de CCOO, por dejar las instalaciones “in situ” para que haya otros inversores que se hagan cargo de la producción o en dejar fondos para la reindustrialización de la zona. Sin olvidar devolver las ayudas europeas que la empresa haya percibido para la instalación o mantenimiento de la instalación. Vicente Andrés ha recordado que Castilla y León tiene una institución pionera en abordar el problema de la deslocalización que es la “Fundación Anclaje” que ya ha cosechado algunos éxitos en nuestra Comunidad como Fontaneda, Antibióticos, Puertas Norma, Dulciora, etc. También habrá representantes de la Fundación en la delegación que viajará a Europa.

    Retirar el expediente

    Mientras tanto, los sindicatos CCOO y UGT han demandado a la empresa que paralice el Expediente de Extinción de los 370 empleos de la factoría leonesa. El objetivo es ganar tiempo para buscar una fórmula que Vicente Andrés ha denominado como “gana-gana”. En su opinión, tendría que abrirse una negociación entre la Administración Regional, la empresa y los sindicatos para buscar una solución pactada que satisfaga a todas las partes. “Si la multinacional danesa quiere irse que se vaya” ha dicho Andrés, “pero que deje aquí las instalaciones para que haya otro inversor que mantenga el empleo” ha dicho, como repitió también en los casos precedentes de deslocalizaciones. Con la espada de Damocles del ERE poniendo presión a la negociación, el sindicato ha pedido también al Gobierno de España que no acuerde nada con Vestas, como parece que se pretende, a espaldas de los sindicatos. Tanto Vicente Andrés como Gonzalo Díez, presentes en la rueda de prensa de hoy en Valladolid, han sido extremadamente duros acusando a la empresa multinacional de mentir y dudando de la voluntad de mantener el resto de las plantas en España como parece que está vendiendo al Ejecutivo central. “La fábrica de Vivero en Lugo hace componentes que luego se montan en León, así que poco futuro podría tener si cae la factoría leonesa” han dicho.

    Llevar las fábricas a China o India

    Más bien la sospecha de los sindicatos es que Vestas se quiere llevar las factorías a China o a India y “no sólo la de León” han señalado. Mientras tanto, los pedidos de aerogeneradores, el producto que fabrica Vestas en León, se multiplican en nuestro país al calor de las nuevas subastas promovidas por el Gobierno. “Se puede dar la paradoja de que los nuevos aerogeneradores a instalar los tengamos que traer de Asia” han señalado.

    Por último, Vicente Andrés ha recordado que, por muchas reformas laborales que se hayan impuesto en nuestro país, “en ningún sitio pone que una empresa pueda cerrar sus instalaciones por deslocalización” por lo que podríamos abrir también un frente judicial al que esperamos no tener que llegar.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.