El fin del verano empeora las cifras del paro

  • Confirma la estacionalidad del empleo en nuestro país

El fin del verano ha supuesto el aumento del paro en 1.447 personas en Castilla y León, superior a la subida del año pasado, y la importante caída de 4.000 personas afiliadas a la Seguridad Social, frente al repunte registrado en octubre del año anterior. Son datos que vienen a mostrar, por un lado la estacionalidad de nuestro mercado de trabajo y, por otro, que el paro desciende más lentamente de lo esperable por lo que la recuperación del empleo anterior a la crisis va a costar mucho tiempo. También hay que destacar que todo el empleo que se ha perdido es femenino con 1.461 mujeres desempleadas más que el mes anterior, mientras que en hombres el desempleo ha bajado en 14 personas CCOO exige la derogación ya de las Reformas Laborales y la construcción de unas nuevas relaciones laborales, que dignifiquen el contrato de trabajo, que potencien la negociación colectiva y la mejora sostenida de los salarios.

02/10/2018.
Oficina del Ecyl en Avila.

Oficina del Ecyl en Avila.

Lo peor es que los meses siguientes se prevé que haya datos, en general, también negativos para el mercado de trabajo. El dato de afiliación es muy negativo ya que se pierden 4.000 personas inscritas en la Seguridad Social mientras en España han aumentado en 22.899.

Los contratos que se realizan son temporales en su inmensa mayoría, 89,9% y, en este mes, los indefinidos fueron 8.953 suponiendo el 10,1% del total (en España suponen el 11,9%). Además en este mes de septiembre el 36,8% del total de los contratos lo son a tiempo parcial, esto es, uno de cada tres contratos que se han registrado. En términos netos, en Castilla y León y España, uno de cada cuatro trabajadores asalariados tiene contrato temporal y casi uno de cada cinco a tiempo parcial.

Las personas desempleadas perceptoras de prestaciones son 68.576 en nuestra Comunidad, por tanto hay aproximadamente 74.000 personas inscritas que no perciben prestaciones de desempleo. Por este motivo CCOO pide también la definitiva tramitación por Ley de una “renta mínima de inserción”, para proteger a las familias en las que entran ingresos y que debe ser complementaria con las prestaciones autonómicas, como en el caso de Castilla y León, con la Renta Garantizada de Ciudadanía.

Defendemos igualmente un cambio del modelo productivo y laboral para generar y consolidar empleo de calidad y con derechos, que ponga freno a la precariedad y la desigualdad.

Los datos desagregados del mes septiembre de 2018, son los siguientes:

El paro registrado en Castilla y León durante el pasado mes de septiembre fue de 142.590 personas, lo que supone un aumento de 1.447 desempleados/as, con respecto al mes anterior, en términos relativos un +1,03%. Comparando con los datos de paro de hace un año, en Castilla y León hay 14.346 desempleados menos, esto supone un 9,14% menos en términos relativos.

La afiliación media a la Seguridad Social se situó en Castilla y León en 919.384 ocupados, lo que representa un descenso de afiliación de 4.000 personas a la Seguridad Social. En términos interanuales en nuestra región hay 12.900 afiliaciones más a la Seguridad Social.

Según los datos de contratos por tipo de jornada, sólo disponibles a nivel nacional, en el mes de septiembre un 36,8% son a tiempo parciales, más de dos puntos por encima del mes anterior. En el caso de los contratos indefinidos, el 32,3% son a tiempo parcial y para los temporales, el porcentaje de parcialidad supone el 37,4%.

Por sexo, el incremento del paro durante en el mes de septiembre en Castilla y León se ha producido exclusivamente en las mujeres, con 1.461 mujeres desempleadas más (+1,8%) frente al mínimo descenso de hombres desempleados, 14 menos (-0,02%). De este modo las mujeres paradas castellanas y leonesas alcanzan las 84.600 y los hombres 57.990 parados.

Por edades, el aumento del paro en nuestra región afecta principalmente a los menores de 25 años con 1.089 desempleados/as más (+9,2%), mientras que para los mayores de 25 años se incrementa en 358 personas (+0,3%). De este modo de las 142.590 personas paradas en Castilla y León 12.913 son jóvenes menores de 25 años y 129.677 son mayores de esta edad.

Por sectores de actividad, en Castilla y León el aumento del paro registrado en el mes de septiembre se debe al incremento del sector servicios en 1.955 personas (+2,1%), mientras que en el resto de sectores ha disminuido el paro, en la agricultura 613 menos (-8,3%), en la industria en 112 (-0,8%) y en la construcción en 87 (-0,8%). El colectivo sin empleo anterior ha aumentado en 304 personas (+2,1%).

Por nacionalidad, las personas extranjeras incrementan su desempleo en 112 personas en Castilla y León (+0,9%) y en España en 7.594 (+2,1%%).

Los datos indican un aumento del paro en el mes de septiembre respecto al mes anterior en todas las provincias, salvo en Valladolid con 362 desempleados menos (-1,14%) y Zamora con 43 desempleados menos (-0,39%). En el resto de provincias los incrementos fueron los siguientes: Salamanca 486 (+2,17%), Burgos 457 (+2,60%), Ávila 403 (+3,81%), Palencia 183 (+2,0%), Segovia 170 (+2,64%), Soria 117 (+3,70%) y León 36 (+0,12%).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.