CCOO de Ávila alerta de las graves consecuencias de la nueva macrogranja porcina en Espinosa de los Caballeros

    CCOO de Ávila muestra especial preocupación por los efectos que una nueva macrogranja de porcino en Espinosa de los Caballeros tendría sobre el desarrollo económico y demográfico de la zona. Especialmente sobre el posible impacto en la planta de Mars España en Arévalo, por su cercanía a esta macro explotación, como manifiesta su comité de empresa.

    13/01/2020.
    Las instalaciones estarán en la localidad abulense de Espinosa de los Caballeros.

    Las instalaciones estarán en la localidad abulense de Espinosa de los Caballeros.

    Resulta demostrado por diferentes informes que las macrogranjas de animales tienen un impacto nulo sobre la creación de empleo de la zona y en otros muchos casos, lo destruyen. Se trata de instalaciones muy mecanizadas que requieren poca mano de obra. En esta ocasión el estudio de impacto ambiental presentado hace referencia a un solo puesto de trabajo directo, cuadruplicando el número de cabezas en la explotación.

    La ampliación de la cabaña ganadera en su modelo intensivo ha ido de la mano de la pérdida de población y de un descenso del empleo en varias zonas del país. Concretamente la localidad de Espinosa de los Caballeros lleva varias décadas de pérdida continuada de población, paralelamente a la instalación de otras tantas macrogranjas en la zona, constatando así la falta de fijación de población por esta actividad.

    La industria de estas macro explotaciones porcinas muestra su cara más desagradable. Por un lado, compitiendo en desigualdad de condiciones por recursos esenciales como puede ser el agua, con el resto del sector primario. Y por otro lado, por provocar un alto impacto ambiental debido al mal olor, la contaminación por fuga o almacenamientos inadecuados, en sectores como el turismo y otras actividades agropecuarias.

    Resulta, en otro sentido alarmante, las consecuencias sobre el abastecimiento y calidad del agua de los municipios de la zona. La cercanía de estas instalaciones a la captación de agua de la Estación de Tratamiento de Aguas Pluviales-ETAP “Mancomunidad Aguas de los Arenales”, apenas a 300 metros aguas abajo de la explotación, es otra causa más de preocupación por esta actividad.

    CCOO de Ávila pide a la Junta de Castilla y León el informe desfavorable a esta macrogranja porcina y deniegue finalmente su autorización por ser una actividad que va en contra del interés público y aplique el principio lógico de prevención, impidiendo así la instalación de esta macro explotación porcina por las consecuencias negativas antes descritas.

    Así mismo, insta a la administración regional a que proponga acciones para una moratoria en la concesión de nuevas autorizaciones ambientales sobre la producción industrial de porcino en esta provincia. CCOO pide máxima información de los ayuntamientos afectados para con sus conciudadanos de estas consecuencias, y que pueden suponer un alto impacto sobre el futuro de sus pueblos y sus gentes.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.