Las trabajadoras de limpiezas Gredos piden a la Diputación de Segovia que no mire para otro lado y asuma su responsabilidad

    El comité de empresa ha elaborado un comunicado en el que demanda una solución inmediata al conflicto por el que atraviesa esta concesionaria de limpieza de las residencias de ancianos dependientes de la Diputación segoviana. Si algo nos define a las trabajadoras de la limpieza son virtudes como el decoro, la pulcritud, la discreción, la humildad, y por supuesto, el trabajo bien hecho. Y acaso, desastres como el provocado por la pandemia que, aún a día de hoy seguimos sufriendo, han mostrado a la sociedad una realidad a la que permanecía ajena, y es que, tal y como se nos consideró al comienzo del confinamiento y aun cuando pertenecemos a ese colectivo siempre ignorado y siempre minusvalorado, realizamos un servicio esencial.

    27/07/2020.
    CCOO-CyL

    CCOO-CyL

    Gratamente sorprendidas nos quedamos cuando los aplausos que en el principio de la pandemia se dedicaban exclusivamente al personal sanitario, comenzaron a ofrecerse de modo espontáneo a los trabajadores y las trabajadoras de otros servicios, entre los que nos encontrábamos nosotras. ¡Al fin era reconocido nuestro trabajo! Un trabajo de limpieza y desinfección de inestimable apoyo al realizado por los médicos en las consultas, los cirujanos en los quirófanos, o los asistentes en las residencias de ancianos.

    Y sin embargo, todo el reconocimiento que la sociedad nos ha dedicado, no se ha visto ni se ve reflejado en nuestra situación laboral. Y de eso se trata, quizá lo justo sería que las trabajadoras de la limpieza tuviéramos un sueldo digno, unas condiciones laborales acordes a la labor que desarrollamos. Quizá sería deseable que los aplausos que la sociedad nos regala por nuestra labor se transformen en mejoras en nuestro trabajo, dejando de externalizar los servicios de limpieza que solo provocan una mayor precarización de nuestras condiciones laborales.

    No es de recibo que empresas como Tempo abandonen a sus trabajadoras, dejando de abonar a cada una de ellas cantidades que oscilan entre los 3.000 y los 4.000 euros, y que el presidente de la Diputación de Segovia, responsable subsidiario, no solo mire para otro lado, sino que además ha encontrado el modo de gratificar al resto de personal de la Diputación por su buena labor durante los peores momentos de la pandemia.

    A pesar de ello, nuestra dignidad como personas, nuestra responsabilidad como trabajadoras nos ha empujado a continuar con nuestra esencial labor, sin aprovecharnos de las penosas circunstancias que atravesaba nuestro país, nuestra ciudad, para reclamar mejoras, y ni siquiera proponer medidas drásticas como la convocatoria de una huelga. Sentíamos que lo primero era lo primero, y lo fundamental era garantizar las mejores condiciones para que médicos, sanitarios, etc, pudieran desarrollar su labor.

    En pago a esta actitud, solo hemos recibido lo que recibimos siempre, el ninguneo por parte de la Diputación. Se hace imprescindible pues, que un servicio declarado esencial, adquiera definitivamente una equiparación al estatus laboral que poseen el resto de trabajadores y trabajadoras de las residencias de ancianos dependientes de la Diputación, y se hace imprescindible y necesario que se dé solución a la deuda contraída con las trabajadoras de limpieza y, que de una vez por todas, se atiendan nuestras reivindicaciones para mejorar nuestras condiciones laborales. Se trata, en una palabra, de hacer justicia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.