CCOO demanda un estatuto del bombero y bombera forestal para homogeinizar un sector con más de 23.000 personas en todo el Estado

    Comisiones Obreras ha presentado durante la mañana de hoy jueves día 20 de agosto en Valladolid su propuesta de estatuto del bombero y bombera forestal para todo el Estado. Nuestro sindicato, desde la secretaría confederal de Medio Ambiente y Movilidad, junto con las federaciones de Industria, Servicios a la Ciudadanía y Construcción y Servicios, inició el pasado mes de julio una campaña divulgativa por todo el país instando al Gobierno de la nación y a los de las 17 comunidades autónomas a que homogeinicen la dura realidad laboral de los más de 23.000 profesionales que llevan a cabo esta tarea en todo el Estado (4.000 en Castilla y León).

    20/08/2020.
    Fotos Ical.

    Fotos Ical.

    Adjuntamos nuestra propuesta del Estatuto para mejorar las condiciones de estas personas que trabajan en primera línea de fuego, y en la mayoría de los casos en unas condiciones muy duras.

    Ya es el momento de que el Estatuto del Bombero Forestal sea una realidad. Además, esto es algo que formaba parte del compromiso de coalición de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos, de ahí el llamamiento realizado a su puesta en marcha con el propósito de unificar las condiciones y emolumentos de un colectivo cuyas competencias se reparten entre el Estado, las CCAA, las diputaciones, algunas comarcas y cabildos.

    Esta afirmación ha sido defendida con rotundidad, en el transcurso de la rueda de prensa matinal, por Mariano Sanz Lubeiro (secretario confederal de Medio Ambiente y Movilidad de CCOO), Carlos Julio López Inclán (secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO-CyL), Juan Manuel Ramos García (secretario de Política Sindical de CCOO Industria de CyL) y Rafael Hernández Lorenzo (secretario de Organización de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO-CyL).

    Mariano Sanz Lubeiro ha puesto de manifiesto que esta “triste realidad” no hace otra cosa que contribuir a perjudicar a los trabajadores y trabajadoras de este sector. “Es más, ponen en peligro la lucha contra los incendios forestales, capítulo en el que este año, gracias a una primavera lluviosa, se han registrado 630 fuegos, la mitad que el año pasado”, sostiene. Para recordar que ha habido una especial incidencia en Castilla y León, en alusión a que de los seis grandes incendios en toda España, con más de 500 hectáreas calcinadas, “el más grave se ha producido en Lober de Aliste (Zamora), como más de 2.000 hectáreas devastadas”.

    Para CCOO, la lucha contra los incendios forestales exige un modelo compuesto por un operativo público cuyos integrantes cuenten con jornadas durante todo el año, desde el 1 de enero al 31 de diciembre, siguiendo el modelo de Andalucía, que cuenta además con la figura del bombero forestal, mientras que en Castilla y León la mayor parte son peones -buena parte de ellos son agricultores de la zona y estudiantes- que trabajan los tres meses de verano y con un sueldo de 990 euros, tan sólo 40 euros por encima del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

    "Existe un vacío de normalización de las funciones de este colectivo, un colectivo, recordemos, compuesto por trabajadores y trabajadoras que están en la primera línea del fuego. Son héroes durante el verano pero el resto del año son invisibles para la administración y la sociedad", lamenta Sanz Lubeiro.

    Nuestro compañero de la Confederación ha recordado que España es el tercer país europeo con mayor superficie forestal, así como que Castilla y León figura a la cabeza del país, con más de cinco millones de hectáreas, de ahí la importancia de homogeneizar las condiciones de los trabajadores y trabajadores que luchan contra los incendios forestales y dignificar las mismas.

    Conflicto colectivo en este sector por un convenio colectivo autonómico digno

    A la espera de ese estatuto reclamado, CCOO en Castilla y León ha presentado conflicto colectivo autonómico ante el "bloqueo" existente de la negociación del convenio que arrancó en enero del presente año y que mantiene muy alejadas las posturas entre los sindicatos y la patronal, sobre todo respecto al aumento salarial, jornada, módulos de parada, estabilidad en el empleo y categorías profesionales.

    “No descartamos ninguna movilización. Todo dependerá de lo que ocurra en la reunión que mantengamos en el Serla. A día de hoy aún no tenemos fecha para dicho encuentro. Si al término de la misma no se produce una salida satisfactoria a nuestras demandas, entonces activaremos todas las medidas reivindicativas legales que sean necesarias para lograr una realidad laboral y salarial más justa”, señala Juan Manuel Ramos.

    “Hemos pedido a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León que interceda de forma directa para solucionar el problema”, ha explicado el responsable de CCOO de Industria para intentar desbloquear un convenio que en Castilla y León afecta a 1.000 trabajadores / as.

    Ramos recordó que en Castilla y León las empresas privadas y Tragsa aportan al operativo en la lucha contra incendios 1.567 trabajadores, en 30 empresas, con 111 cuadrillas terrestres, 60 helitransportadas y nueve nocturnas, frente a los 2.300 de personal público.

    El dirigente sindical de Industria denunció el tiempo que no se paga a estos obreros por sus desplazamientos al monte, constató que conducen todoterrenos por pistas forestales sin formación, y puso de relieve que lavan su ropa en casa, cuando pueden introducir “sustancias químicas que pueden ser cancerígenas”.

    Un operativo totalmente público con más inversión en personal, equipos y formación

    El secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en la Comunidad, Carlos Julio López Inclán, ha demandado que el operativo de prevención y extinción de incendios en la Comunidad “debería ser completamente público, lo que mejoraría sustancialmente las condiciones de las personas trabajadoras que operan en él. Debería contar con más inversión en personal, en equipos y en formación para poder brindar un mejor servicio del que se brinda en la actualidad. Es más, se debería elevar la jornada anual que realizan hoy los fijos discontinuos, que está entre los tres y los nueve meses. Es una lástima, pero a día de hoy prima la piratería”, ha zanjado.

    Asimismo, ratifica que si el operativo estuviera en su totalidad en manos públicas “sería además más fácil gestionar el operativo para los peores momentos, a través de una única dirección. Incluso ha puesto sobre la mesa que la Junta ha incumplido su compromiso de invertir tres millones en el operativo cada año desde 2018 hasta 2020.

    Por último, el secretario de Organización de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO en Castilla y León, Rafael Hernández Lorenzo, ha comentado que este Estatuto debe dar solución a todos los problemas de estas personas trabajadoras, y en el caso de las BRIF, que se reconozcan sus derechos. “No puede ser que en Castilla y León se trabaje con categoría de peón y en Andalucía con la de bombero forestal, cuando en ambos lugares estos trabajadores y trabajadoras hacen lo mismo. Esto no hay por donde cogerlo”, subraya.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.